Cine mexicano recuperó taquilla en 2013
El cine nacional recuperó su presencia no sólo en México, sino también en el extranjero, ya que fue reconocido por la crítica, lo que se vio reflejado en la asistencia a las salas.
Notimex
Dic 22, 2013 |
17:03
Foto EE: Archivo

Cada uno de los eslabones que integran la industria cinematográfica (directores, productores, distribuidores y exhibidores) consideran que en los últimos años, sobre todo en 2013, el cine mexicano ha recuperado su presencia no sólo en México, donde ha roto récord de taquilla, sino en el extranjero, ya que ha sido reconocido por la crítica y el público.

Quizá el primer guiño de recuperación del público que mostró el Séptimo Arte nacional fue con el filme "El estudiante" (2009), ópera prima de Roberto Girault de bajo presupuesto que logró permanecer 20 semanas en cartelera y fue visto por más de un millón de personas en el país.

Aunque en ese entonces la cinta representó un fenómeno en taquilla, se trató de un caso aislado, pues en 2009 la afluencia general del público a salas para ver cine nacional fue de sólo 5.5%; sin embargo, representó el inicio de un aumento paulatino, que en 2011 llegó a 6.6% y que en el presente año alcanzó 12.7 por ciento.

Otro caso a destacar en el Séptimo Arte mexicano es la cinta "No eres tú, soy yo", dirigida por Alejandro Springall y protagonizada por Eugenio Derbez, Alejandra Barros y Martina García, que en sus primeros tres días de exhibición recaudó poco más de 18 millones de pesos, situándose como la cuarta comedia romántica con mejores ingresos de apertura en México, con 377,000 asistentes en total.

El éxito de la película en sus primeros días de estreno hizo que se exhibiera en más de 20 ciudades adicionales y, a un mes de su premier, la cifra recaudada superó los 125 millones de pesos, de acuerdo con un informe publicado por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine).

Para 2012 las películas mexicanas obtuvieron en taquilla un total de 444.30 millones de pesos; este año la cifra rebasó los 1,213 millones de pesos, de acuerdo con datos proporcionados por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine).

El número de cintas que tuvieron presencia en el circuito comercial de exhibición pasó de 45, en 2012, a 60, en 2013; sin embargo, el fenómeno que ha marcado un parteaguas en el cine nacional es el estreno de largometrajes como "Nosotros los Nobles" y "No se aceptan devoluciones", que rompieron el récord de asistencia que desde 2002 había impuesto "El crimen del padre Amaro".

Y es que "No se aceptan devoluciones", ópera prima de Eugenio Derbez, se ubicó como la segunda cinta más taquillera de 2013, con ingresos por 600 millones 22,000 460 pesos, sólo después de "Mi villano favorito", que registró 612 millones 207,000 pesos. Además de haber sido vista por más de 15 millones de espectadores.

Mientras que "Nosotros los Nobles", de Gary Alazraki, alcanzó ingresos por 340 millones 304,000 pesos y más de siete millones de espectadores, con lo que por primera vez en muchos años dos títulos mexicanos formaron parte del Top Ten de las películas más taquilleras.

Otros filmes que han llamado la atención del público son "No sé si cortarme las venas o dejármelas largas", que a lo largo de más de 10 semanas de exhibición tuvo una afluencia superior al millón de personas, mientras que "Amor a primera visa", la cual continúa en cartelera, ha superado los dos millones de asistentes.

Uno de los puntos a destacar de las películas mexicanas que se han colocado en el gusto de la gente es que se ubican en el género de la comedia.

Al respecto, Miguel Rivera, director de programación de Cinépolis, consideró que es un género que ha llamado la atención del espectador y prueba de ello es que las producciones han permanecido hasta 17 semanas en exhibición.

"Nos hemos encontrado con personas que no habían ido a ver cine mexicano hasta que llegaron ‘Nosotros los Nobles’ o ‘No se aceptan devoluciones’, lo cual nos habla de que puede haber un redescubrimiento de la población por el cine que se realiza por mexicanos", expresó.

Pero no sólo películas comerciales han destacado en el ámbito nacional, sino también cintas como "Heli", de Amat Escalante, que de acuerdo con Rivera no está diseñada para ello. Esta producción ha obtenido gran reconocimiento en festivales internacionales y ha sido muy bien recibida por la gente que gusta de este tipo de propuestas.

CINE DE ARTE TAMBIÉN TUVO UN BUEN AÑO

El cine de arte, que sale al mercado con un menor número de copias en salas comerciales, logró recuperar la confianza del espectador, pues además de "Heli", películas como "Fecha de caducidad", de Kenya Márquez, o "La jaula de oro", de Diego Quemada-Díez, han dado mucho de qué hablar no sólo en México sino en el extranjero.

Al respecto, Francisco Eguren, director de Programación at Cinemex, señaló que el público busca opciones de entretenimiento, y si bien es cierto que las películas más taquilleras son aquellas que puede ver toda la familia, también es real que 2013 se caracterizó por ser un año en el que el cine mexicano abordó distintas propuestas.

"Es un hecho que el público ve al cine como una opción de entretenimiento, hay quienes buscan distraerse de su cotidianidad y olvidarse de sus problemas, también hay quien ve al cine como un medio que propicia la reflexión, lo que es un hecho es que necesitamos ideas frescas, propuestas innovadoras, historias que conecten con la gente", manifestó.

Por su parte, el productor y director de cine Marco Polo Constandse (Cásese quien pueda) consideró que 2013 fue un gran año para el cine mexicano, porque se produjeron y exhibieron películas que marcan una pauta para que el público volteé nuevamente a ver el cine que se hace en México.

"No sólo me refiero a las cintas taquilleras, sino también a las que han obtenido premios en el extranjero o a aquellas que se hacen con menos recursos, pero que abordan temáticas que son dignas de ser contadas", expresó.

Para Constandse, 2013 fue uno de los años más importantes para el cine nacional, "creo que vamos por muy buen camino y los que nos dedicamos a hacer cine debemos sentirnos satisfechos de los logros alcanzados, y confiar que continúen en los próximos años", dijo.

El director del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), Jorge Sánchez, consideró que este 2013 fue un buen año para el cine mexicano, sobre todo por la recuperación de audiencia, que rebasó por mucho las cifras registradas en 2012, al pasar de 4.8 por ciento de espectadores para cine mexicano, al 12% este año.

Otro aspecto a destacar, abundó, ha sido la presencia que en los últimos años ha tenido el Séptimo Arte hecho por mexicanos en festivales internacionales, "no hay cinematografía mexicana que supere lo que el cine mexicano está logrando, así que debemos sentirnos orgullosos de ello".

El funcionario destacó que se debe trabajar para continuar por el mismo camino y que el "boom" no sea sólo algo pasajero. "En lo que respecta al Imcine, estamos comprometidos a seguir apoyando la producción y distribución de películas mexicanas".

En opinión de Armando García, director de distribución de Gussi-Artecinema, la clave para continuar con la recuperación del público para el cine mexicano es hacer las cosas con calidad, con guiones que aborden temas que le interesan a la gente.

"Tenemos directores mexicanos que han realizado cintas que han hecho igual o más dinero en taquilla que las películas americanas, es el caso de ‘Nosotros los Nobles’ o ‘No se aceptan devoluciones’, que han sorprendido con recaudaciones de hasta 600 millones de pesos", dijo.

García sostuvo que no es que las distribuidoras no quieran apostar por el cine mexicano, "pero lo que necesitamos es que se realicen películas con buenos argumentos, porque sabemos hacer cine, tenemos una gran industria que no discrimina, si la película funciona se le brinda todo el apoyo".

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de