Red Lobster: Fresh fish & live lobster en México
La idea de este negocio culinario nació en Florida y llega a nuestro país; su chef, Ruy García Vergara, actúa como verdadero director de orquesta.
Los mariscos son la especialidad de la casa; calidad, sabor y precio tienen una armonía. Foto EE: Araceli Lopez
compartir
Widgets Magazine

Todo empezó en el año de 1968, cuando William (Bill) Darden, después de incursionar desde que tenía 19 años de edad en varios negocios culinarios, se dio cuenta de que lo que más vendían eran los pescados y mariscos.

Con esa idea en mente y tomando en cuenta que las familias deseaban comer en un buen restaurante a precios razonables, fundó en la pequeña comunidad de Lakeland, Florida, el primer Red Lobster Inn, que con el tiempo perdió este último nombre, y el resto es historia.

Hoy en día, Darden Restaurants Inc opera unos 2,100 establecimientos con ocho marcas, tres de las cuales, The Capital Grille, Olive Garden y Red Lobster, han hecho su debut en nuestra ciudad.

Por otro lado, aquí en nuestro país, lo que más tarde sería el grupo Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) empezó con una cafetería dentro de un viejo avión DC-4 cerca del aeropuerto, en 1965; actualmente maneja 14 marcas de cafeterías, bares y restaurantes, bajo la presidencia de Joaquín Vargas Mier y Terán, quien en el 2011 efectuó una alianza con Darden Concept Inc para comercializar y operar tres de sus marcas más importantes, entre las que se encuentra Red Lobster, bajo el nombre oficial Red Lobster CMR México.

Para su primera ubicación en nuestro país escogieron un gran local dentro del Centro Comercial Patio Santa Fe y bajo la dirección de Ekaterina Chetchetkina, líder de construcción del grupo CMR, invirtieron 30 millones de pesos para obtener un amplio espacio que aloja cómodamente unos 300 comensales.

El equipo humano que encabeza el negocio lo forman Edgar Román Quezada, líder de Operaciones, y en la cocina el chef Ruy García Vergara, egresado de la Universidad Anáhuac, con licenciatura en Dirección de Restaurantes, y con experiencia anterior en la sucursal del restaurante Antiguo San Ángel Inn de Walt Disney World en Orlando, Florida.

Ruy actúa como verdadero director de orquesta, pues su equipo funciona como en una línea de ensamblaje de platillos (por eso la calidad y bajo costo de ellos), cada uno de sus 46 colaboradores dedicado a una actividad cuyo resultado final son los platillos que en un día con mucha actividad pueden ser los suficientes para atender unos 1,300 comensales.

LA SABROSA COMIDA

La sabrosa comida que compartí fue esta:

Para abrir boca, los famosos cheddar bay biscuits, elaborados con harina y queso importados, horneados por 10 minutos en el horno especial de convección, que los deja ligeros y con grandes alveolos.

De entradas, la pizza de langosta, preparada sobre una costra delgada de harina importada, bañada con scampi sauce (mantequilla mexicana Gloria Gourmet Le Cordon Bleu, ajo y vino blanco), queso tipo parmesano americano, cubos de jitomate bola fresco, carne de tenazas de langosta al vapor, hojas de albahaca y gotas de limón amarillo; champiñones rellenos de mezcla de langosta y cangrejo de Alaska, papas y zanahorias, queso Monterey Jack y el sazonador especial seafood seasoning; estas entradas son las que más se venden en el restaurante.

De sopas, lobster bisque, sopa cremosa con carne de tenazas de langosta sazonada con seafood seasoning; New England Clam Chowder, (del francés chaudière, recipiente en donde se cocina algo caliente), otra sopa cremosa con almejas blancas, patatas y sazonador.

De platillos insignia, Ultimate Feast (el más famoso y el que tiene la mejor relación calidad precio de langosta en la ciudad), que incluye cola de langosta de Maine (sacada viva de los tanques) abierta cocinada a la parrilla de leña de roble americano, patas de snow crab (Chionoecetes, cangrejo de las gélidas aguas del Norte del Pacífico y Atlántico), cocinadas en un horno especial de microondas y vapor, camarones Walt’s favorite shrimp (en honor a un cliente asiduo que así los ordenaba), preparados en pasta ligera, empanizados brevemente con un seafood breading especial y fritos en aceite canola, y camarones en salsa scampi, acompañados con mantequilla Gloria clarificada (grasa láctea procesada con los sólidos separados); Seaside Shrimp Trio, todos con crustáceos de Sinaloa, incluyen los antes mencionados Walt’s favorite shrimp, los camarones en salsa scampi y pasta italiana linguini con camarones, bañada con la salsa cremosa Alfredo con queso tipo parmesano, vino blanco y ajo; este platillo se acompaña con una salsa cóctel de catsup, Tabasco y puré de jitomate.

De guarnición, espárragos verdes a la mantequilla.

De postres, la Chocolate Chip Lava Cookie, favorita entre la clientela, galleta gigante caliente con pedacitos de chocolate amargo y centro de chocolate derretido, con helado de vainilla; Key Lime Pie, con limones criollo y amarillo y sus ralladuras, copeteado con merengue; Carrot Cake, con zanahorias y especias, con cubierta de queso crema.

El vino acompañante, La Cetto Blanc de Blancs, del Valle de Guadalupe, BC, de color amarillo pálido con destellos verdosos, aroma de frutos cítricos, en boca fresco y frutal.

Red Lobster
Centro Comercial Patio Santa Fe, Avenida Prolongación de la Reforma 400, Colonia Santa Fe Peña Blanca, 
Tel. 5292-3105

jtoledo@eleconomista.com.mx

Twitter: @toledoyleyva

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de