La pequeña población de Ravello, la “Ciudad de la Música”
En Italia, la OFUNAM concluyó exitosa gira
La modesta gira, que llevaba años planeándose, se realizó bajo la batuta de Jan
Latham-Koenig, uno de los mejores directores que ha tenido la agrupación.
Ricardo Pacheco Colín
Sep 28, 2014 |
21:31
En el reportorio se incluyó una buena dosis de música mexicana de concierto. 
Foto: Especial
relacionadas
compartir

En Ravello, bello poblado italiano que mira al Golfo de Salerno, concluyó con grandes muestras de cariño la gira que emprendiera la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM) de la mano del director de orquesta Jan Latham-Koenig, recientemente galardonado en Moscú en los premios Máscara de Oro..., sin duda uno de los mejores directores que ha tenido este ensamble universitario.

Fue una gira que se venía planeando desde hace varios años, comunicó en su momento Gustavo Rivero Weber, a la sazón director general de Música de la UNAM. De este modo, se desplazaron al viejo continente 87 músicos, más tres solistas (el guitarrista Pablo Garibay y su hermano Rodrigo Garibay, saxofonista, además del flautista italiano Massimo Mercelli), más los acostumbrados funcionarios para que las cosas salgan en tiempo y forma.

Fue una gira ciertamente modesta, con sedes modestas, que emprendiera la orquesta mexicana a partir del día 12 de septiembre del 2014, en la que visitaron cinco ciudades de Italia. La gira se inició en Roma (en el Auditorio Parco della Musica, dentro del festival Giro del mondo in quattro orchestre) y siguió con Milán (Teatro Del Verme), Imola (Festival de Emilia-Romaña), Merano (Semanas Musicales) y el mencionado Festival de Ravello. Ciertamente, no de las sedes más importantes de aquel país, pero sí lugares emblemáticos como Ravello, poblado de unos 3,000 habitantes, que presume ser la “ciudad de la música”.

En Roma tuvieron muy buena acogida los universitarios pues —de acuerdo con la prensa de allá— al final de su actuación se llevaron una ovación que duró unos 15 minutos. Esto hizo exclamar a Jan Latham-Koenig que sus músicos habían tocado “endemoniadamente, con pasión, como yo quería”.

Otra vez el Danzón 2

El programa de este arranque de la gira incluyó la orquestación que hiciera el maestro Carlos Chávez a la Chacona, de Buxtehude. Siguieron con el Concierto de Aranjuez, para guitarra y orquesta, de Joaquín Rodrigo. En esta última pieza se contó con la participación solista a la guitarra de Pablo Garibay.

Después vendría la Danza número 1 de La vida breve, de Manuel de Falla. También Homenaje a García Lorca, de Silvestre Revueltas. De Astor Piazzolla, Adiós Nonino y Hommage a Liége. Y para finalizar, el Danzón número 2, de Arturo Márquez.

La participación de la OFUNAM en la 62 edición del Festival de Ravello, que se celebra cada año en este lugar de la costa italiana (que frecuentó Wagner y donde escribiera su Parsifal), fue el punto culminante de la gira. Aquí, en este sitio emblemático de la costa italiana, el ensamble universitario mexicano presentó la obra inédita —comisionada por el Festival para esta edición— a la maestra Sofia Gubay, intitulada Warum? Wosu? Wodurch? (¿Por qué, para qué y por tanto?). Aquí participaron como solistas los maestros Massimo Mercelli (flauta), Darko Brlek (clarinete) y Rodrigo Garibay (saxofón).

En esta presentación de la OFUNAM el día 20 de septiembre, en el Auditorio Niemeyer, de la ciudad de Ravello, ante unas 300 personas o menos (desafortunadamente el video que vimos registra muchos asientos vacíos), el público se volcó en aplausos al terminar la actuación de los músicos mexicanos. Se notaba el aprecio.

En la gira los músicos universitarios tocaron piezas que para los mexicanos ya están muy sobadas (para los italianos seguramente no) como el Huapango de Moncayo, el Concierto de Aranjuez o el Danzón número 2 de Márquez (que aquí tocan hasta los niños de Esperanza Azteca). En fin.

Fue un triunfo universitario. El resultado fue un buen sabor de boca, debido al cariño con el que fue recibido el ensamble mexicano.

Este fogueo hace ver la necesidad de programar más giras internacionales, esperamos que más ambiciosas.

ricardo.pacheco@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de