distorsiona la realidad de las familias homoparentales
La polémica detrás de la película Pink
El cineasta Paco del Toro filmó una película que critica la adopción por parte de homosexuales desde un punto de vista cristiano y conservador.
La película dice que los niños criados por homosexuales “van a crecer con tendencias gays”. Foto: Promocional
relacionadas
compartir

“Qué horror que haya niños que crezcan con homosexuales... van a crecer con tendencias” es uno de los tantos diálogos homofóbicos que aparecen en la película mexicana Pink, dirigida por el cineasta Paco del Toro.

Pink. Adopción gay... ¿Acierto o error? se estrenó el fin de semana y las críticas de la comunidad LGTTTBQ se volcaron hacia una película que consideran homofóbica y una caricatura de los homosexuales hasta el punto de ridiculizarlos.

Francisco del Toro es un cineasta cristiano que considera a Dios como su jefe y quien ha filmado películas sobre temas como las drogas, el abuso sexual y la Santa Muerte, pero Pink es su película más polémica.

“Yo manifiesto una posición porque trabajo para el de arriba. Lo que está expuesto ahí, por cierto, no son mis ideas favoritas, no son mis pensamientos más bonitos, es lo que está escrito en la Biblia, está conforme a lo que está escrito, por algo me apoyan y no nada más aquí sino en toda América Latina, Europa, Estados Unidos; en todos lados me apoyan porque escribo cosas conforme a la Palabra”, dijo en entrevista.

Pink costo cerca de 8 millones de pesos y se distribuyó, según el director, con 205 copias en todo el país vía Cinemex y Henry Cinemas; Cinépolis rechazó exhibir la película.

Aunque el cineasta agradece en los créditos de la película al Instituto Mexicano de Cinematografía por su apoyo a través del Fidecine, el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, no se encontró registro del apoyo del Estado.

Pink contribuye a 
una imagen distorsionada 
de la realidad gay

La película aborda la vida de una pareja de homosexuales compuesta por Charly López y Pablo Cheng, quienes adoptan a un niño que sufrirá las consecuencias dentro y fuera de su hogar. Uno de los protagonistas de la película dejará de ser homosexual gracias a la biblia y a su pareja le diagnostican SIDA.

Mientras que el único personaje que defiende los derechos homosexuales (Roberto Palazuelos) sufrirá un castigo, pues su hijo, al convivir con homosexuales, comenzará a volverse amanerado.

El cineasta Sergio Tovar Velarde, director de Cuatro Lunas, película que también toca el tema homosexual (y que exhibió Cinépolis) escribió:

“Pink se siente como un retroceso en la lucha por la consolidación de una sociedad empática, informada y libre de prejuicios. La tesis de Pink es que un niño criado por gays está destinado a sufrir inmensamente. Las investigaciones en todo el mundo han demostrado en incontables ocasiones que la vida feliz de un hijo no depende de la preferencia sexual de los padres sino de su calidad humana. Esta película carece de fundamentos científicos y se limita a tomar un caso y presentarlo como si fuera una muestra representativa, que no es”.

Por su parte, Charly López comentó: “Yo estoy a favor de la adopción, sea gay o lésbica; no hay ningún problema. La preferencia sexual que tenga uno no tiene nada qué ver con la crianza de un niño, en mi punto de vista muy personal. Lo que yo hice fue un personaje para una película”.

Desde el 2009, en la Ciudad de México se autorizó la adopción a parejas homosexuales y, según cálculos, existen más de 600 familias homoparentales.

El actor Felipe Nájera, quien adoptó a una niña junto con su pareja Jaime Morales, invitó a Yuri a su casa después de que la cantante apoyará la película.“Te invitamos mi esposo, mi hija y yo”.

vgutierrez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de