Nebulosas, del nacimiento a la muerte estelar
Primera exposición de astrofotografía y realidad aumentada
Gracias a una app, el espectador navegará dentro de las nebulosas y las verá desde distintos ángulos.
Los móviles forman parte de la experiencia. Foto EE: Nelly Toche
compartir

La exposición Nebulosas, del nacimiento a la muerte estelar es una serie de 40 astrofotografías: nebulosas de la formación de las estrellas, planetarias y muertes estelares.

Doce de las 40 imágenes fueron ganadoras en el 2015 y son las que hoy cuentan con un mapeo en realidad virtual, a través de la aplicación 
Nebulosas, que se descarga de manera gratuita para Android.

Al poner el dispositivo frente a la imagen se genera la realidad virtual y puedes navegar dentro de la nebulosa y verla de distintos ángulos. “La maravilla de esta exposición es que presenta lo hermoso de la astronomía, cada imagen es deslumbrante por sus formas y colores; esta aplicación también te permite entrar a este mundo como si fuera la gran aventura. Es la gran oportunidad para que los niños sientan rico nada más por el hecho de estar expuestos a tanta belleza”, expresó Julieta Fierro, reconocida astrónoma, mientras recorría la exposición.

En México esta es la primera vez que se realiza una aplicación de divulgación de la astronomía. Se trata de un proyecto en colaboración con el Departamento de Visualización y Realidad Virtual de la UNAM, donde se involucró una parte museográfica y artística, “porque para hacer 3D necesitas fotografías del objeto de distintos ángulos, cosa que es imposible con un objeto astronómico, fue una recreación e interpretación de cómo serían estas nebulosas desde diferentes ángulos”, dijo Brenda Arias, coordinadora de la exposición.

María del Carmen Ramos Nava, encargada de la realidad virtual, explicó que lo más difícil fue representar lo que son los datos duros de los investigadores en herramientas de este tipo, “pues hay que simplificarlos.

“La parte rica de este trabajo es la colaboración en equipo, para que los especialistas en astronomía te digan cómo representar fielmente la imagen, y nosotros nos encargamos de la parte tecnológica, aunque ya existen muchas herramientas, son muy sencillas; si quieres llegar a más cosas, como en esta exposición, se tienen que programar y crear animaciones con modelos optimizados para dispositivos móviles. Lo que hace la tablet es reconocer la imagen, pero crea un mundo virtual, así tú haces un seguimiento de cuando te estás moviendo, entonces tú lo mapeas a esa cámara virtual y te mueve dentro de ese objeto en forma tridimensional”, explicó.

William Lee, coordinador de investigación científica de la UNAM, aseguró que esto no es sólo hacer investigación en términos básicos, “estas aplicaciones que vemos en esta exposición van empujando desarrollos tecnológicos en otra dirección y esta parte es muy importante.

“Si no hubiera este empuje por hacer cosas diferentes para sacar más información, no habría los avances tecnológicos que hay y que derraman en una serie de cosas además de simplemente haber contestado la pregunta original de ciencia básica”.

Dijo que hacen falta más desarrollos como éstos en México, “generados en el país, y que haya la formación de personal asociado a estos trabajos. Se requiere personal calificado en todas las áreas, y si la astronomía puede ser un pretexto, será fenomenal”.

Fotografiar el universo

“La emoción más grande es cuando estás en medio de la noche tomando la fotografía, te encuentras solo, con mucho frío, inmóvil y disfrutando de ese momento de paz, de ver al cielo y decir: este es un homenaje a la grandeza y belleza del universo”, compartió Paulo Estrada, fotógrafo de cielo profundo y ganador, a El Economista.

Al preguntarle qué se requiere para lograr una fotografía como ésta, Paulo explicó que “lo primero es la paciencia” (y ríe); después, telescopios y cámaras digitales; una montura motorizada para que se vaya moviendo conforme a la tierra; un sistema de guiado que se hace por medio de software, y una cámara externa para que vaya guiándose específicamente sobre una estrella que escojamos o que esté en el campo estelar, y así se vuelve más exacta la fotografía.

“Se requieren exposiciones largas (hasta 10 minutos por varias horas), porque a pesar de que las cámaras digitales tienen una muy alta tecnología, los objetos del universo son muy tenues, incluso muchos de éstos no se pueden apreciar a simple vista”.

Nebulosas estará hasta el 19 de abril en el vestíbulo del Instituto de 
Astronomía de la UNAM y se puede visitar de manera gratuita de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas.

nelly.toche@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de