Sony y Fox lanzaron una película cada una
Hollywood no apuesta por el cine mexicano
Videocine distribuyó más títulos mexicanos: 15 producciones con 18.5 millones de boletos vendidos y 793 mdp; lo que representó 60% del total de la asistencia al cine nacional.
Sólo dos películas nacionales fueron distribuidas por las Majors, quienes acaparan los cines con Blockbusters.

En el 2016, se estrenaron 90 películas mexicanas, sólo dos de ellas fueron distribuidas por las Majors, los grandes estudios de Hollywood, quienes todos los fines de semana acaparan las salas de cine con sus blockbusters.

Por eso, para que las otras 88 producciones mexicanas llegaran a los cines, tuvieron que actuar cerca de 40 distribuidoras pequeñas y junto a Videocine y Cinépolis se arriesgaron con la producción nacional.

“A través de distribuidoras creadas ex profeso para lanzar una película o mediante los propios productores, 14 títulos fueron distribuidos de manera independiente, en promedio en cuatro pantallas cada uno”, según datos del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2016, publicado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

Sony y Fox, empresas filiales de las distribuidoras de Hollywood, sólo lanzaron una película mexicana cada una, para cubrir 2% del total y 12% de la asistencia a cine nacional en el año.

En el 2016, los últimos datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) revelan que Warner obtuvo ingresos por 2,799 millones, Disney 2,739 millones, Fox 2,554 millones, Universal 1,431 millones y Sony 968 millones de pesos.

Sony, empresa que estrenó 21 películas en el 2016, apostó por el Jeremías y la llevó a 614 pantallas, vendió 869,212 boletos y tuvo ingresos por 36 millones 575,149 pesos.

Y Fox, que estrenó el año pasado 16 películas, colocó a Juego de Héroes en 273 pantallas; vendió 161,406 boletos con ingresos por 7 millones 269,914 pesos.

Las demás distribuidoras trasnacionales evitaron la producción nacional y se enfocaron en otros productos y no en el cine mexicano.

Afortunadamente, y como ya hemos mencionado en El Economista, Videocine distribuyó más títulos mexicanos: 15 producciones con 18 millones 550,110 boletos vendidos y 793 millones 408,608 pesos. “Lo que representó 60% del total de la asistencia al cine nacional”, se indica en el documento.

Las películas distribuidas por Videocine se estrenaron en promedio en 1,000 pantallas cada una.

Un caso especial fue lo que logró Diamond Films, que con sólo una película, ¿Y qué culpa tiene el niño?, alcanzó 20% del total de asistencia con 5 millones 893,885 boletos vendidos y 277 millones 784,904 pesos.

El trabajo de Cinépolis Distribución consistió en distribuir ocho filmes, casi 9% del total, con 10% de la asistencia. Los números son: 2 millones 883,437 boletos y 134 millones 1 ,154 pesos.

Corazón apostó por tres películas mexicanas con lo que consiguió 63 millones 821,652 pesos; Dragón, con el mismo número de producciones, alcanzó 9 millones 247,147 pesos.

A partir de aquí el listado de distribuidoras es enorme: Sky Media, Latam, Caníbal, Alfhaville, Interior 13, Canana, Artegios, Cineauta, Circo, Barlovento y hasta el Imcine y la Cineteca Nacional distribuyeron una película ante la falta de apoyo de las grandes distribuidoras, quienes, por cierto, no están obligas por la ley a distribuir cine mexicano.

de las películas que se estrenan en México, 87% viene de Hollywood

En México, en el 2016 la industria de la exhibición vendió 330 millones de boletos para el cine con ingresos de 15,250 millones de pesos, de esto, 30.4 millones de boletos y 1,330 millones de pesos pertenecen al cine mexicano.

De los estrenos, 44% viene de Estados Unidos, considerando tanto las producciones realizadas sólo por ese país como sus coproducciones internacionales; registra 87% de la cuota de mercado en México, 3% más que en el 2015.

Las películas provenientes de países europeos registraron 23% de los estrenos, aunque sólo sumaron 2% de la asistencia, una notable disminución en relación con las cifras del año anterior, que fueron de 26% y 8%, respectivamente.

También disminuyó la presencia de cine latinoamericano: de 30 estrenos en el 2015 la cifra pasó a 17 en el 2016.

Finalmente, se estrenaron 26 películas de otras nacionalidades, con 1% del total de las que se exhibieron.

vgutierrez@eleconomista.com.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de