El instante amarillo
La novela gráfica 
se abre paso
Bef aborda temas universales y diversos en su obra, que no son sólo para público infantil.
Bef se describe como novelista gráfico y no gráfico. Foto EE: Natalia Gaia
compartir

Hace 20 años Bernardo Fernández, mejor conocido como Bef en el mundo de la novela gráfica y los cómics, comenzó a escribir una historia sobre una niña que sufría bullying, que no se le daban las matemáticas, que pasaba por un momento crítico en su vida familiar y que, además, no era correspondida en el amor; sin embargo, tuvo un momento decisivo —ese instante amarillo de revelación—, con el que se dio cuenta de que no quiere ser igual a los demás.

Esta historia no hubiera salido a la luz de no ser porque la editorial Océano este año lanzó el sello Historias Gráficas, en el que se abre un espacio para esas historias que no habían tenido el escaparate ni el impulso necesario.

“No publiqué mi historia hace 20 años porque no tenía los recursos ni narrativos ni gráficos para hacerlo, pero tampoco había quién lo publicara o dónde (...) se pensaba que era una batalla perdida de antemano”; sin embargo, “el que una gran editorial voltee a ver estos materiales nos abre las puertas para que dejemos la autopublicación, pero también para que nosotros nos acerquemos a ellos ( a las editoriales) y empecemos a buscar más espacios”, nos cuenta Bef sobre su novela gráfica El instante amarillo.

Pero ¿cómo llegar a los niños y adolescentes que ahora están acostumbrados a la tecnología, a videojuegos, a los superhéroes de las películas, a ver blogs o hacer videos y subirlos a la red? Bef asegura que se debe ser muy seductor, contar historias universales, diversas; tener los recursos gráficos y a la vez literarios, pero también que el creador se convenza de que sus historias pueden trascender, que tienen un objetivo y que no se limiten a un sólo público.

“Lo que busco con mis obras es que no estén dirigidas sólo a niños, sino también a las niñas, a adultos e incluso a lo mayores. Creo que el mundo tiene mucho interés en estos libros, pero a veces no sabe dónde encontrarlos, por eso ahora el interés creciente desde el mundo editorial para llevar estas historias a un mayor público”, agrega Bef, también autor de los álbumes Espiral, La calavera de cristal (en coautoría con Juan Villoro) y Uncle Bill, entre otros, así como las compilaciones de historietas breves Monorama 1 y 2, y el libro de humor gráfico, ¡Cielos, mi marido!

diana.salado@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de