Entrevista con Antonio Ortuño
En el mundo literario, codazos, envidias y borracheras
El escritor habla en entrevista de La vaga ambición, ganador del Premio Ribera del Duero.
Vicente Gutiérrez
Jul 16, 2017 |
20:21
Foto Ee: Eric Lugo
compartir
Widgets Magazine

Antonio Ortuño siempre viste de negro. Chamarra de piel, gorra y una playera rockera o punk, pero con una cara de niño travieso y su pequeña barba de vikingo que parece gritar: “No vinimos a redactar, damas y caballeros, bestias y diablos, vinimos a cortar gargantas”.

El escritor habló en entrevista de La vaga ambición (Páginas de Espuma), libro ganador del Premio
Ribera del Duero con un premio de 50,000 euros que va en su quinta edición reconociendo el poder del cuento.

Los textos de Ortuño tienen como protagonista al bonachón Arturo Murray, quien da talleres, escribe series exitosa de televisión, pelea (y se enamora) de su esposa Aura, completa la quincena, se burla de los escritores, las ferias y reporteros mientras come jamón serrano y toma vino.

¿Te burlas del mundo literario?

En mi caso, percibo el mundo con una distancia irónica, pero es verdad que en la literatura hay un nivel de impostura importante y me parece que también un grado de arrogancia entre quienes escriben o escribimos. A mí me aterra la forma en la que muchos escritores hablan de los lectores con desprecio. Yo creo que hay que ser cortés con el lector y debe haber un diálogo y respetarlo.

¿Importa lo que sucede entre escritores?

La vida literaria no tiene ninguna clase de importancia. Creo que en efecto la literatura puede cambiar vidas y ampliar nuestra concepción del mundo, pero todas esas cosas que pasan en la literatura pasan entre la página impresa y quien la lee. De este otro lado, en la tramoya, lo único que pasa son codazos, borracheras, envidias... digo, también hay cosas que están bien; hay solidaridad y yo he encontrado a algunos de mis mejores amigos en el mundo literario, pero eso no quiere decir que esté bien”.

Con La vaga ambición,
¿te estás desquitando de todos?

Algunos escritores son tan infatuados que siempre me han dado entre pena y risa, pero el libro, más que un desquite creo que es un ajuste de cuentas con la vida literaria. Uno de los propósitos del libro era hacerlo, pero yo quería que fuera mucho más que contar cosas chistosas y llevar el libro a otro nivel, por eso tiene muchos otros elementos.

La familia, la historia, 
un escritor... ¿rusos...?

Uno de los poderes de la literatura es la de unir cosas que sólo puedes ver relacionados por medio de la literatura. Siendo el personaje de un escritor era importante que escribiera y por eso, en medio, hay un cuento que escribe Murray y creo que da una sensación de descoloque al lector.

Tu madre está muy presente
durante las historias

No quería que el libro quedará sólo en una sátira sobre el mundo literario. Quería que pudiéramos sentir que entrábamos a la esfera de la intimidad del personaje y que pudiera enunciar cosas más importantes que la lectura, la entrevista o el taller literario por eso hay muchos niveles de lectura, formas e historias alrededor.

¿Vas mucho más allá de la parodia?

El libro tiene relatos que son directos, violentos y otros más trágicos, pero siempre en fricción contra tesitura de la sátira. Creo que la combinación con todos estos registros con lo humorístico y lo agudo beneficia a todos los cuentos y los lleva a otro nivel.

Pero.... ¿quién es en realidad Murray?

Siempre digo que Arturo Murray no es un alter ego vital.... es un alter ego literario y claro que le presto cosas de mi propia biografía. Por ejemplo, mi madre murió hace poco tiempo y entré en una etapa de reflexión ... hay un juego de sombras entre los personajes y el narrador y muchas cosas que he saqueado de otros lugares. Pero Murray no soy yo.

Sin embargo, Murray podría ser el protagonista de su propia 
colección de relatos

No sé. A lo mejor sí, pero no pronto, en 10 o 12 años con Murray como capitán del barco... en algún momento sucederá.

Murray tiene como placer 
beber vino y es justo un vino quien te premia

Va a sonar a comercial, pero la verdad es que el vino Ribera del Duero es mi preferido. Es más, he bebido tanto que lo que hice fue invertir en el premio... me están devolviendo un poco de todo lo que me he gastado en el vino (risas).

Entrevista con Antonio Ortuño

¿Quién es?

  • Antonio Ortuño nació en Zapopan, Jalisco (México), en 1976. Ha publicado tres libros de relatos, El jardín japonés (2007), La señora Rojo (2010) y la 
antología personal
Agua corriente (2015).
  • También las novelas El buscador de cabezas (2006), Recursos
humanos (2007), Ánima (2011), La fila india (2013), Blackboy (2014, con el seudónimo A. del Val), Méjico (2015) y El rastro (2016).
  • Fue ganador del Premio de la Fundación Cuatrogatos, de 
Miami, al mejor libro juvenil por El rastro (2017) y finalista del premio Herralde de novela (Barcelona, 2007) por Recursos humanos.
  • La revista británica Granta lo eligió como el único mexicano en su selección de mejores escritores jóvenes en español (2010). Ha sido traducido a 10 idiomas.

vgutierrez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de