Cajas de ahorro, con 800,000 socios en Guanajuato

Credito:

Cutberto Jiménez / El Economista

Las cooperativas de ahorro y crédito tienen una gran fuerza y dinamismo en el estado de Guanajuato, al contabilizar aproximadamente 800,000 socios, 16% de los 5 millones que hay en todo el país.

El director general de Caja Popular Mexicana (la más grande del país), Ramón Imperial Zúñiga, destaca la fuerza del cooperativismo a nivel nacional, y en particular en el estado de Guanajuato, en donde operan instituciones de gran tamaño y solidez financiera.

Guanajuato se distingue de los dos o tres estados con mayor presencia cooperativa en el país, ya que de los 5 millones de socios en México, aquí hay al menos 800,000”, detalla.

En promedio, el sector crece entre 10 y 15% anualmente en el número de socios, captación de ahorro y créditos otorgados, y el escenario es favorable para este año, asegura.

CAJAS SIN REGULARIZAR

El delegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en Guanajuato, Felipe Zavala Ponce, comenta que desde hace dos años no se presenta un problema de fraude a socios en cajas populares, y refiere que la última vez sucedió en Dolores Hidalgo, con Caja Progresa, en donde la directora de esa institución incluso ya está tras las rejas.

Advierte que este año vence el plazo para la regularización de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP) que tienen activos superiores a 11.8 millones de pesos.

LAS MÁS GRANDES

En general, en Guanajuato operan las cajas populares más grandes del país, y de acuerdo con la cantidad de número de socios destacan en importancia: Caja Popular Mexicana, Alianza, Libertad Servicios Financieros, Coop, Acremex y Morelia-Valladolid.

De esas, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reporta como supervisadas y autorizadas a Caja Popular Mexicana, Coop y Morelia-Valladolid; mientras que Alianza agrupa a varias cajas de las cuales cinco están autorizadas y ocho en prórroga condicionada; Libertad fue autorizada como Sociedad Financiera Popular y Acremex tiene estatutos de irregular.

A pesar de que hay mucho movimiento cooperativo en Guanajuato, es uno de los más sanos, esperamos que con los procesos de autorización a los que obliga la ley se disminuya el riesgo de que las cooperativas quiebren y afecten a las familias”, opina el presidente del Comité Técnico del Fondo de Protección nacional, Tomás Carrizales Villegas.

SIN RESPALDO, UN 30% DEL AHORRO

A nivel país, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reporta que hay 63 cajas autorizadas y 270 no, aunque son las primeras las que representan 70% de los activos en resguardo.

Al no ser supervisadas ni autorizadas por la CNBV, no cuentan con la cobertura del Fondo de Protección, el cual blinda los ahorros de los socios si alguna cooperativa llegara a tener problemas de liquidez.

No obstante, Ramón Imperial, director de Caja Mexicana, considera que el sector va por buen camino.

En México estamos haciendo un esfuerzo muy importante porque todas las cooperativas de ahorro y préstamo estén reguladas y supervisadas, contamos con una nueva legislación publicada en el año 2009, la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, y hemos estado trabajando de manera conjunta con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y con la Secretaría de Hacienda”, concluye.

cutberto.jimenez@eleconomista.mx