Crecieron bares y restaurantes en Querétaro

Credito:

Dinorah Becerril / El Economista

El presidente de la Asociación de Discotecas, Bares y Restaurantes en la entidad, Rogelio Garfias Torres, informó que del 2009 a la fecha se han incrementado en 300% los negocios de bares y discotecas con una inversión que asciende a más de 300 millones de pesos.

Los negocios donde se venden bebidas alcohólicas, como cantinas, antros, bares, restaurantes y hoteles, han crecido en 300%, cifra que sin duda es importante y va acorde con el crecimiento y desarrollo de Querétaro”, expresó.

Garfias Torres precisó que hace tres años en el primer cuadro de la ciudad se contabilizaban 50 establecimientos, en tanto que ahora se registran más de 170 de todos los giros, restaurantes, cantinas, antros, bares y hoteles.

Respecto de la inversión, comentó que los más de 300 millones de pesos en los establecimientos provienen de empresarios principalmente de los estados del norte, como Torreón, Coahuila; Tamaulipas y Monterrey, así como otros de Veracruz.

“Yo veo unas razones mucho muy obvias, seguridad. Hay muchos empresarios, que vienen huyendo del norte, que le están apostando a Querétaro”, dijo.

En este sentido, consideró que no sólo el sector de alimentos y bebidas haya presentado un incremento, sino también todos los rubros del sector comercial.

Por ello, y ante la llegada de los nuevos negocios, el Presidente de la Asociación expuso que se está proponiendo y a la vez asesorando para que cada vez se impulsen nuevos giros, con el fin de que no se sature el mercado y evitar afectaciones para que así todos los ciudadanos tengan acceso a diversas opciones.

En lo que refiere al lugar de instalación de dichos establecimientos, Garfias Torres manifestó que sin bien la llegada de los nuevos negocios ha sido en todo el estado, se ha reportado un mayor crecimiento de ellos en los municipios de San Juan del Río, Querétaro y la zona conurbada, así como también en Bernal, ubicado en el municipio de Ezequiel Montes.

Mayor competencia

Previamente, Garfias Torres expresó que el incremento en el número de licencias expendidas había generado una decadencia económica en el sector debido al incremento de la competencia.

Refirió que el 2011 fue un año complicado debido a varios factores como la influenza y la ley de protección a los no fumadores, que mermó la derrama económica en los establecimientos.

No obstante, consideró que dicho incremento está acorde con el crecimiento poblacional que presenta la entidad, el cual es mucho más acelerado que la expedición de licencias. En este sentido, el sector le apostará al norte de la ciudad, donde algunas colonias carecen de este tipo de establecimientos.