Resurge gremio mueblero en Baja California
La mitad de los negocios del sector cerró debido a la crisis financiera del 2009.
Sandra Cervantes / El Economista
Sep 6, 2012 |
22:19
compartir
Widgets Magazine

Tijuana, BC. Al menos 35 empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) han conformado el Clúster Mueblero de Baja California, como una manera de impulsar al sector que se vio golpeado por la crisis y la competencia china.

En sus buenos tiempos, este sector llegó a generar 25,000 empleos directos en la región, afirma Iván Ilko, presidente del clúster, siendo los municipios de Tijuana, Playas de Rosarito y Tecate los principales fabricantes.

De acuerdo con el expresidente de la Asociación de Fabricantes de Muebles y Accesorios de Rosarito (Afamaro), Juan Bosco Ramírez, esta industria cayó hasta 80% en sus ventas en el corredor mueblero de ese municipio, debido a que el turista era el comprador más importante.

El 90% de los compradores es de California, en su mayoría méxico-americanos, quienes a raíz de la crisis de inseguridad y la recesión económica en el 2008 dejaron de visitar el estado.

“Para nosotros no era tanto la cantidad, sino la calidad de la compra, porque compraban cosas grandes, muebles para su casa o su negocio”, dice, lo que provocó el cierre de la mitad de los 170 negocios establecidos. De ahí que los empresarios del ramo decidieran virar su objetivo y enfocarse en el mercado local, pues Baja California es una entidad en constante crecimiento y demanda de vivienda, mismas que requieren de ser amuebladas.

“A través del Clúster Mueblero estamos haciendo los esfuerzos para generar oportunidades de negocio, a través de mejores diseños que sean acordes con los estilos y tamaños de vivienda que se están construyendo en la región, pero favoreciendo a las personas que viven en casas de interés social”, menciona el dirigente del organismo.

“Nosotros no maquilamos, es mueble artístico de mayor precio que se hace a la medida y al gusto del cliente”, afirma Juan Bosco, y era precisamente el tipo de mueble que buscaban los turistas californianos.

No obstante, ante las nuevas condiciones del mercado, los muebleros continúan con su lema de “traje a la medida”, pero ahora con diseños dirigidos al consumidor local que no desea muebles chinos de baja calidad, que muchas veces no se adaptan a los espacios.

CHINOS YA NO SON COMPETENCIA

Iván Ilko agrega que en la actualidad el costo de mano obra es más caro en los países asiáticos, lo que se ha convertido en un área de oportunidad para los fabricantes bajacalifornianos, quienes tendrían la posibilidad de exportar nuevamente sus productos a otros países.

Refiere que entre las ventajas competitivas que le ve al sector, en su resurgimiento, están la facilidad de adaptarse a las nuevas tendencias del mercado, una cartera de clientes compartida entre los asociados, así como contar con propias comercializadoras y distribuidoras.

Además, dice que la ubicación geográfica es un punto en favor, por lo que EU se mantiene en la mira de los empresarios.

scervantes@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de