Permisos para Dragon Mart siguen en stand by
Aunque los promotores del proyecto Dragon Mart Cancún anunciaron que pretenden iniciar la construcción del recinto comercial en febrero de este año, no han iniciado el trámite para obtener la licencia de construcción y sólo cuentan con la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental.
Jesús Vázquez / El Economista
Feb 5, 2013 |
22:08
Foto: Especial

Cancún, Qroo. Aunque los promotores del proyecto Dragon Mart Cancún anunciaron que pretenden iniciar la construcción del recinto comercial de 122,000 metros cuadrados en febrero de este año, no han iniciado el trámite para obtener la licencia de construcción y sólo cuentan con la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que les otorgó el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental (Inira) del gobierno del estado.

La MIA otorgada por el gobierno estatal solicitó, en su momento, la opinión de la administración municipal de Benito Juárez (Cancún) sobre la factibilidad ambiental de este proyecto, que pretende construir un centro comercial de 3,040 locales comerciales para la venta de mercancías chinas, mexicanas, canadienses, brasileñas, coreanas y vietnamitas, además de un área de 720 viviendas que serían ocupadas por las empresas que alquilen los locales comerciales, todo ello sobre un terreno llamado El Tucán de más 500 hectáreas en el kilómetro 331 de la carretera Cancún-Playa del Carmen, a 10 minutos del aeropuerto internacional de esta ciudad.

El ayuntamiento de Benito Juárez no respondió la solicitud enviada, en su momento, por el Inira, lo cual se interpretó como un aval por parte de la instancia municipal que dio lugar, entre otras consideraciones, al otorgamiento de la MIA y que, entre otras cosas, establece la viabilidad ambiental del proyecto bajo condicionantes que obligan a los promotores a realizar labores de mitigación que minimicen el impacto en el entorno que tendrá la construcción de este enorme complejo.

El proyecto aprobado por el gobierno del estado considera, además de la infraestructura comercial, un área de restaurantes premium, que se refiere a establecimientos de alta cocina china y mexicana, hasta 12 locales de comida rápida en torno a espejos de agua artificiales, así como un área de servicios, que contará con bancos, oficinas de administración, agencias aduanales, transportistas, despachos de contadores y abogados, así como agencias de viajes y transportistas.

También incluye un área de 160,000 metros cuadrados para desarrollar una plaza cultural, donde se pretende proyectar grandes eventos alusivos a las culturas china y mexicana, entre otros sucesos.

PERMISOS IMPUGNADOS

La liberación de la MIA fue recientemente impugnada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), argumentando que este permiso incumplió procedimientos básicos de transparencia al haber negado a la ciudadanía en general conocer el proyecto, impidiendo que se sometiese a consulta pública.

El Cemda también expuso, en su momento, que el proyecto había iniciado el desmonte de vegetación en el predio El Tucán antes de haber iniciado siquiera los trámites ambientales.

Sin embargo, los promotores del Dragon Mart exhibieron recientemente en un documento expedido por la Profepa, que establece que los promotores no realizaron un desmonte de la vegetación, sino que se trata de un predio previamente impactado y que no existía evidencia de algún tipo de riesgo ambiental.

jvazquez@eleconomista.com.mx

2518 lecturas
3 Comentarios
Comentarios
Mario (no verificado)
Agregado:
6 Feb 2013 |
14:37 PM

Es increible que el Gobierno Estatal este considerando otorgar el permiso independientemente de que se cuente con la MIA , que todos sabemos que cualquiera la puede obtener lamentablemente a los actos de corrupción que vivimos en nuestro pais.
El impacto ecologico que esto generará va mucho mas alla de cualquier asunto de interes económico. No se dan cuenta que en 10 años se van a arrepentir cuando los turistas ya no quieran venir porque nos acabamos la biodiversidad de nuestra costa, el arrecife de coral y el agua dulce que llega por los mantos acuiferos...
Lamentable

FUERA DRAGON MART (no verificado)
Agregado:
9 Feb 2013 |
00:10 AM

EL GOBIERNO DEL ESTADO SE AGACHA ANTE CHINA.

Rechazo total en México al Dragon Mart Cancún, es denigrante que el senador priista Félix González Canto, exgobernador de Quintana Roo y el actual gobernador Roberto Borge sean los promotores del polémico proyecto, estos 2 son los nuevos Antonio López de Santa Ana que en el tratado de la Mesilla vendió a Estados Unidos más de cien mil kilómetros cuadrados de territorio mexicano. Félix y Borge van a vender la patria dándole entrada a miles de comerciantes chinos a nuestro país a través del Dragon Mart Cancún.

El Dragon Mart Cancun, va a crear empleos solo para extranjeros chinos y de paso se va a volver puente de cruces de chinos para Estados Unidos. Los chinos no vienen a producir en suelo mexicano, sino vienen a vender sus productos manufacturados en China. Hay que tomar en cuenta las excepciones en impuesto arancelario con tasa cero para el 2013 de miles de productos chinos, juguetes, zapatos, ropas, electrodomésticos, ferreterías, entre otros, Pregunta ¿esto lo sabia usted?. Al vender los productos de manera directa los chinos encarecerían el mercado en México.

China quiere hacer el gran negocio en México sin pagar impuestos, el exgobernador Félix González y Roberto Borge le quieren servir la mesa a los chinos condonándoles toda clase de impuestos hasta por 3 años, durante ese tiempo se dejarían de percibir recursos de esos comercios chinos para realizar obras sociales. Pregunta ¿Para quién trabaja el gobernador Roberto Borge? Para el pueblo que lo eligió o para unos cuantos empresarios chinos y mexicanos que les va hacer descuentos sustanciales en impuestos y aparte les van hacer propaganda gratis al Dragon mart Cancún en los medios internacionales, compromiso que hizo Félix González Canto en el 2011 y que Roberto Borge sigue la misma línea que dejo su antecesor. Así gobierna el PRI para unos cuantos y se ensañan con la mayoría, por ejemplo la instalación de Verificentros que van a sangrar más el patrimonio familiar.

También cabe recalcar que los propietarios chinos son explotadores con el trabajador ya sea chino o mexicano. Los chinos tratan al trabajador como esclavo, tenemos varios casos documentados en México, como el caso de las maquiladoras chinas en Guanajuato, que los trabajadores mexicanos son victimas de bajos sueldos y malos tratos, y los trabajadores chinos son sometidos a toda clase de abusos y laboran en condiciones de esclavitud, los obligan a laborar largas jornadas de trabajo con un salario miserable, también les impiden tener contactos con trabajadores mexicanos. El mexicano va hacer esclavo de los chinos en su propia tierra, para Ripley, gracias a los gobernantes ineptos que tenemos.

Dragon Mart Cancún, va hacer pura piratería, ya se piratearon la marca Cancún. La marca “Cancún” está registrada desde el año 2000 ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Cancún es una marca de prestigio reconocida a nivel mundial. El promotor, Juan Carlos López Rodríguez dijo que Dragon Mart Cancún es una marca mexicana nacida en Monterrey, con capital nacional. Todos sabemos que Dragon Mart es una marca nacida en Dubái y que la marca Cancún es de Quintana Roo. O sea el grupo Monterrey esta utilizando la marca Cancún para beneficio particular. Seguro hasta la marca Cancún ya se las dono Felix González a los chinos.

Dragon Mart Cancún esta rotulado en sus hojas membretadas y esta aprovechándose del prestigio de la marca “Cancún”, uno de los centros turísticos más famoso y visitados del mundo. China desde Cancún tendría las puertas abiertas al mundo para vender todos sus productos, por cierto de mala calidad.

Félix González Canto y Roberto Borge quieren volver a Cancún un Complejo Comercial Chino, que va ahuyentar a mediano plazo el turismo internacional. Los turistas vienen buscando el atractivo de este polo turístico que es el azul del mar turquesa, sus cristalinas aguas, su blancas arenas, el folklor mexicano, el sarape, el sombrero, comida mexicana, las artesanías mexicanas, las hamacas, las ruinas de Tulum, su gente maya, etc.. Con la llegada de los chinos van a encontrar, sarape made in china, sombrero made in China, artesanías mexicanas made in china, comida China, Hamacas made in China. Lo mexicano hecho en China y chinos por donde quiera. Eso va a desalentar a los turistas a venir a Cancún y la Rivera Maya, los productos tradicionales van a ser remplazos por productos chinos. Los turista no van a viajar miles de kilómetros para venir a ver a lo chino.

En Dubái permitieron que se estableciera el mercado chino (Dragon Mart Dubái) porque en ese país viven del petróleo y no les afecta en absoluto una competencia desleal del comercio chino. En cambio en México si perjudica un Dragon Mart, la planta productiva mexicana se afectaría con la entrada de una oleada de comerciantes chinos que venderían sus productos al menudeo y al mayoreo especulando en los precios e invadiendo el mercado en todo el territorio nacional, además utilizando a nuestro país de trampolín para exportar sus productos a toda Latinoamérica, desplazando los productos mexicanos, copiándolos.

Los chinos son buenos para copiar productos, arrasan con todo, hasta la Virgen de Guadalupe la patentizaron en China.

En el 2011 los promotores del Dragon Mart le dijeron al exgobernador Félix González Canto y fue público que iban a venir 2500 chinos como trabajadores ya hasta tenían gestionado su introducción a nuestro país. 2500 chinos más familiares sumarían un promedio de 10 mil chinos será el soporte de una presencia importantísima de chinos en Cancún. Que luego se expandirían por todo el país.

Los chinos establecidos en Cancún y luego en todo México, utilizarían a nuestro país como plataforma para invadir a Estados Unidos y Canadá de chinos y de sus productos. Al rato en lugar de español tendríamos que hablar chino mandarín.

Los promotores del Dragon Mart un día dicen una cosa y al otro día le cambian, primero que la inversión China iba a ser del 40% y mexicana del 60% y en la actualidad dicen que la inversión va hacer de 180 millones de dólares y que los inversionistas mexicanos van aporta el 90% y Chinamex va aportar el 10% de los recursos. Se ve clara la estrategia para obtener todos los permisos de construcción de este complejo comercial.

En cambio la prensa China ha indicado que en realidad se trata de mil 500 millones de dólares y inclusive nombran a tres instituciones estatales chinas que participaran en el proyecto: La empresa china Chinamex, el banco estatal China Development Bank y la naviera estatal china Compañía de Transporte Marítimo Oceánico de China (COSCO)..

China es potencia mundial tiene el poder político y económico más poderoso que México, buscan países pobres para absorberlos en su economía, no se puede competir de tu a tu con una industria tan poderosa como la China, sería la debacle productiva del país.

Este no es un asunto de partidos políticos, es un asunto delicado que pondrá en la banca rota a todo el pueblo maya, al ciudadano, al comerciante, al industrial, y sobre todo al centro turístico CANCUN, por ello es deber de todo Mexicano, oponerse a ese proyecto impulsado por esos dos personajes Félix y Borge.

Fernando (no verificado)
Agregado:
11 Feb 2013 |
18:00 PM

Lo mas increible es que alguien siquiera diga que esto va a tener una impacto positivo para nuestros pais.

Como en el tiempo de las monarquias Europeas siempre habia personas en el reinado dispuestas a favorecer a otros paises al costo del propio..

los representantes legales son unos PRESTANOMBRES de empresas Chinas...

porque Quintana Roo? porque asi pueden triangular toda la mercancia China via Centro America...

Lo unico que les falta a los chinos son almacenes en el pais con su gente vendiendo al mayoreo y menudeo...

Que quieren que todo las zonas comerciales tianguis y mercados sustituyan a los pequeños productores por Chinos vendiendo Chinaderas?

Como dicen en el comentario arriba, dejar que se contruya esta hobra seia lamentarnos por los proximos 30 años.. y lo harian tambien los vende patrias (prestaombres ) de los chinos que lo impulsan..

Periódico El Economista una empresa de