Artesanos de talavera van contra la piratería
Artesanos poblanos de talavera emprendieron acciones legales para evitar la competencia desleal, ya que detectaron que se venden productos sin tener la certificación correspondiente.
Miguel Hernández / El Economista
Sep 19, 2013 |
19:50
Foto: Cuartoscuro

Puebla, Pue. Artesanos poblanos de talavera emprendieron acciones legales para evitar la competencia desleal, ya que detectaron que en su entidad, así como en el Distrito Federal, Estado de México y Guanajuato, se venden productos sin tener la certificación correspondiente.

La representante del Consejo Regulador de la Talavera, Fernanda Gamboa, comenta que de los 90 talleres que supuestamente hacen el producto en el territorio poblano, sólo nueve están certificados.

Refiere que, desde el 2011, se interpusieron alrededor de 100 denuncias contra comerciantes que fueron ubicados en las entidades mencionadas, pues utilizaban la palabra talavera para vender sus productos, cuando no pueden hacerlo, ya que deben contar con el registro como lo dispone la Norma Oficial Mexicana 132-SCFI-132-SCFI 1998.

No obstante, dice que es complicado estimar cuántos negocios venden piezas imitación, ya que los ubicados han sido por reportes de conocidos o que algún turista les dice que en sus lugares de origen hay talleres con productos más baratos.

Los que cuentan con la autorización se encuentran entre Puebla y Tlaxcala, principalmente en la angelópolis, Atlixco, Cholula y Tecali de Herrera, mientras que en la entidad vecina se tienen en San Pablo del Monte. Algunos de los talleres certificados son Talavera Reyna, Talavera Armando, Talavera Uriarte y Talavera Santa Catarina.

NUEVA AUTORIDAD

Fernanda Gamboa comenta que se busca la creación de una entidad reguladora, la cual sería ajena a su asociación, con el propósito de garantizar a cualquier artesano que acceda al reconocimiento de sus productos independientemente de si es socio o no.

El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica sería, en este caso, el árbitro, ya que cuenta con los laboratorios para hacer las pruebas. Se encargaría de diferenciar el trabajo original de aquéllos que sólo hacen cerámicas decoradas.

ELABORACIÓN

El proceso de producción de la talavera debe ser completamente manual, con la utilización de un horno y molino de bola, además de que no se pueden elaborar piezas en volúmenes grandes.

“En la fabricación se debe ocupar estaño, plomo y óxido de cobalto, materiales que se compran en dólares; sin embargo, quienes no se apegan al proceso tradicional compran bultos de color industrial o esmalte que les vale alrededor de 300 pesos”.

miguel.hernandez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de