alerta moody’s que comprometerán más sus finanzas
Alza en tasas encarecerá deudas de estados
Aunque la situación será manejable, va acompañada también de una reducción en participaciones.
relacionadas
compartir

Quintana Roo, Chihuahua, Guerrero, Nayarit y Nuevo León pagarán más por su servicio de deuda, derivado del alza de 50 puntos base en tasas de interés anunciada por el Banco de México la semana pasada, debido a que tienen un mayor costo promedio ponderado de su deuda, alertó Moody’s.

“La mayor parte de la deuda subnacional paga intereses a una tasa variable y, por lo tanto, se prevé un aumento en el costo promedio ponderado de la deuda a 6%”, detalló la calificadora crediticia.

En su comentario: “La caída en las participaciones federales y el incremento en la tasa de interés son factores crediticios negativos para los estados y municipios mexicanos”, la agencia revela que en el caso de Quintana Roo, con pasivos actuales por 22,442 millones de pesos según la SHCP, la tasa de interés que paga es de 7.3 por ciento.

Para el caso de Chihuahua, con pasivos al 2015 por 42,762 millones de pesos, sus intereses son de 5.9%; y en Guerrero, con deuda por 2,831 millones, el costo promedio ponderado de la deuda es también de 5.9%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

Municipios no se salvan

Moody’s destaca que los municipios no se salvarán de estas afectaciones.

Datos de la agencia calificadora indican que los estados destinaron en el 2014, en promedio, 1.8% de sus ingresos totales para pagar el servicio de deuda, es decir, de capital más intereses. Se espera que para el 2015 el porcentaje haya sido similar.

El impacto del alza en las tasas de interés constituye un factor crediticio negativo para los estados, porque comprometerá más sus finanzas, pero será un tema manejable para todos.

“La mayor parte de la deuda subnacional cuenta con el respaldo de las participaciones federales. Por lo tanto, los créditos respaldados con participaciones federales tienen margen suficiente para absorber el impacto adverso de las condiciones macroeconómicas”, adelantó la firma.

Participaciones pierden dinamismo

Por otro lado, advirtió que el ritmo de crecimiento de las participaciones federales, que representan en promedio 40% de los ingresos totales de los estados, ha aminorado.

“Durante los últimos 10 años, las participaciones crecieron a una tasa media anual de 10.2%. Sin embargo, la tasa de crecimiento de las participaciones ha sido menor, pasando a 7.6% en el 2015. Adicionalmente, de acuerdo con cifras publicadas por la SHCP, a enero del 2016 éstas disminuyeron 3.9%”, alerta.

Mayor riesgo de usar fondo compensatorio

Dijo que esto aumenta el riesgo de utilizar en su totalidad el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), que a diciembre contenía 36,200 millones de pesos y que podría compensar una reducción en las participaciones hasta de 5.5 por ciento.

“De acuerdo con proyecciones de Moody’s, se espera que los precios del petróleo se mantengan bajos, promediando 33 dólares por barril para el 2016 y 37 para el 2017, tanto para la mezcla Brent como WTI, lo que, consideramos, aumenta la probabilidad de que se utilicen y agoten los recursos del FEIEF, que es un fondo contingente ”, añade.

Moody’s revela que las entidades que más resintieron la disminución en participaciones durante enero, fueron Baja California Sur, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí y Morelos.

milen.merida@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios