Semana del 11 al 15 de julio
Calificaciones sobre calidad crediticia de estados y municipios
Las calificaciones sobre calidad crediticia de Veracruz se colocaron en revisión para posible baja adicional. Foto: Cuartoscuro

Veracruz, con posible baja adicional

Moody’s bajó la calificación del estado a “B1/Baa3.mx” de “Ba3/A3.mx”. Las calificaciones se colocaron en revisión para posible baja adicional; además, la calificadora crediticia bajó las calificaciones de deuda de 12 créditos respaldados con participaciones. Esto refleja la falta de visibilidad alrededor de la posición financiera actual de Veracruz y su nivel de deuda bancaria.

Querétaro, posición de liquidez fuerte

Standard & Poor’s confirmó la calificación en escala global de “BBB” y en escala nacional de “mxAA+” del estado de Querétaro con perspectiva estable, la cual está respaldada por su posición de liquidez fuerte, su bajo nivel de deuda y su administración financiera satisfactoria. Según el reporte de la calificadora, se espera que la entidad mantenga sus adecuadas prácticas de administración financiera.

Nuevo León, alta capacidad crediticia

El crédito contratado por 1,100 millones de pesos con Binter por el estado de Nuevo León es considerado por HR Ratings estable, por lo que le asignó la calificación de “HR AA(E)”, la cual se da, principalmente, por el análisis de los flujos futuros de la estructura por HR Ratings bajo escenarios de estrés cíclico. El fideicomiso establece que se podrán adherir nuevos financiamientos en él, siempre y cuando se cumplan con ciertos límites de razones financieras.

Coahuila, consistencia de cartera

Fitch modificó la perspectiva estable desde negativa “AAFC3+ (mex)” de Unión Crediticia Mixta del estado. La calificación se fundamenta en su plantilla directiva experimentada, un gobierno corporativo adecuado, calidad elevada y consistencia de cartera crediticia y la permanencia de su personal; no obstante, la calificación está limitada por la concentración crediticia en sus acreditados principales, argumentó la empresa a través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Durango, municipios amortizan crédito

Otra de las entidades calificadas por Fitch fue el estado de Durango, que retiró la calificación de “AA+(mex)” de los financiamientos respaldados con el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) por un importe original de hasta 398.2 millones de pesos; esto se dio, fundamentalmente, porque los municipios han amortizado la totalidad de los créditos.

Estado de México, expectativa de bajo riesgo

La calidad crediticia del estado mexiquense mantiene una perspectiva estable desde positiva, lo cual ratifica la calificación “A+(mex)”. Esto obedece a la disminución que experimentó el ahorro interno en el 2015. A mayo del 2016, el saldo de la deuda directa se ubicó en 31,778.7 millones de pesos; el resto de la deuda de largo plazo está integrada por los financiamientos contratados por el Instituto de la Función Registral del Estado de México, por 6,741.9 millones de pesos. De acuerdo con el reporte de Fitch a la BMV, los factores crediticios de la entidad se encuentran estables y balanceados, por lo que no prevé un cambio en su calificación a mediano plazo.

Standard & Poor’s también confirmó su calificación hacia el territorio a escala nacional de “mxA+”, por lo que espera que el desempeño presupuestal mexiquense se mantenga fuerte y su nivel de deuda bajo en los próximos años.

Tecate (BC), seguridad para el pago de deuda

HR Ratings asignó la calificación de “HR A+” con perspectiva estable para el crédito contratado por el municipio de Tecate, Baja California, con Bansi por un monto inicial de 160 millones de pesos. El pago del capital se hará a través de 234 amortizaciones mensuales y consecutivas a una tasa de crecimiento variable. El municipio cuenta con un periodo de gracia de seis meses, por lo que el primer pago se realizaría en septiembre del 2016 y el último se realizaría en febrero del 2036.

Toluca (Edomex), bajo riesgo

Para la capital del estado, la ratificación de la calificación que le da HR Ratings con perspectiva estable se debe principalmente a lo observado en las principales métricas de deuda de la entidad. El servicio de deuda del municipio pasó de 3% de los ingresos de libre disposición en el 2014 a 3.8% en el 2015, mientras al cierre del año previo su deuda total ascendió a 143.5 millones de pesos, compuesta por dos créditos estructurados a largo plazo adquiridos en el 2008 y en el 2010 con el Banco del Bajío y Bancomer, respectivamente.

Mexicali (BC), ajustada posición de liquidez

Moody’s de México bajó las calificaciones de emisor al municipio a “Caa 1/B3” de “B3/Ba3.mx” y de un crédito respaldado a “B1/Baa3.mx”, coloca las calificaciones bajo revisión para una posible baja adicional. Lo anterior se fundamente particularmente al incumplimiento del pago el día 30 de junio de dos préstamos de corto plazo quirografarios con el Banco del Bajío y Banco Interacciones. La baja en la calificación también refleja la muy ajustada posición de liquidez de Mexicali. (Rafael Mejía)

rafael.mejia@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de