EN la Glosa del IV informe de gobierno
Drucker pide a ALDF más dinero para Seciti
Para el 2017, la dependencia requeriría 430 millones de pesos; en este año sólo 28 de 450 proyectos fueron aprobados.
El titular de la Seciti, René Drucker, lamentó ante diputados que la ciencia no sea una prioridad en el país. Foto: ALDF
compartir

El titular de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) de la capital del país, René Drucker Colín, solicitó a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) un presupuesto para el siguiente año de por lo menos 430 millones de pesos para la dependencia.

Durante su comparecencia el pasado viernes ante la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF, con motivo de la Glosa del IV Informe del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, informó que de los cerca de 450 proyectos orientados a resolver problemáticas de la ciudad en esta materia, que la Secretaría recibió este año, sólo 28 fueron aprobados y financiados con 141 millones de pesos.

René Drucker lamentó que el presupuesto otorgado a la Secretaría sea muy bajo y que la ciencia no sea considerada una prioridad en el país.

“Formamos un comité de nueve gentes de diferentes especialidades, de diferentes disciplinas para que evaluaran los proyectos que llegaron y, finalmente, se aprobaron 28 de los 450. Se podrían haber aprobado muchos más proyectos, pero como lamentablemente la ciencia no es algo prioritario en la Ciudad de México, entonces el presupuesto que tenemos es muy bajo. Se pueden apoyar tantos proyectos, pero aunque sean buenos ya no hay dinero”, dijo.

Este año la dependencia recibió poco más de 330 millones de pesos; sin embargo, Drucker Colín afirmó que no son suficientes para apoyar los diversos proyectos, incluso, consideró necesario que cada año se incremente el presupuesto en 100 millones de pesos.

Proyectos concluidos

El secretario informó de los 20 proyectos que la Seciti ha concluido, entre los que destacan una planta metalúrgica extractiva (apoyada con 12.6 millones de pesos), una planta deshidratadora solar de alimentos, frutas y verduras (con un apoyo de 15.0 millones); dos máquinas recicladoras, una de llantas de bajo costo y consumo energético y otra para reciclar unicel.

Resaltó que se impulsó el diseño de una prótesis (mano robótica) que se encuentra en la tercera fase de pruebas en el Instituto Nacional de Rehabilitación.

También, se llevó a cabo un proyecto sobre el impacto en la calidad del aire de la Ciudad de México por el exceso de topes, proyecto con el cual se detectaron 30,000 topes y ya se han retirado alrededor de 800.

En seguimiento a una iniciativa avalada por la ALDF, se impulsó otro proyecto para reciclar agua en negocios donde se lavan automóviles, con el que se recuperó hasta 92% del líquido para su reutilización.

“Entonces en la Asamblea Legislativa se impulsó una norma, una ley que obliga a las empresas que lavan coches a tener una planta de esta naturaleza porque le conviene a la cuidad porque puede ahorrar muchísima agua”

Drucker Colín recordó que en marzo pasado se concluyó el prototipo de Transporte Urbano Elevado Personalizado (TUEP), el cual consiste en una especie de teleférico para mejorar la movilidad en zonas altas de la Ciudad de México, proyecto 100% mexicano en el que la Secretaría ha invertido 40 millones de pesos.

Nuevos programas vigentes

Respecto de los 20 proyectos vigentes en los que trabaja la Seciti, Drucker Colín dijo que impulsará un biodigestor en Milpa Alta, que consiste en una planta para comercializar nopal y verduras, asimismo, se continuará con la evaluación de la calidad del aire, así como de la materia orgánica.

Extenderán, manifestó, los trabajos orientados a la rehabilitación de canales en Xochimilco, y un diagnóstico del agua del Río Santiago que forma parte de un proyecto en la zona chinampera.

En el rubro de salud, se apoya a la investigación de un Sistema de Evaluación Fetal, un proyecto de vacunas recombinantes; el desarrollo del contraceptivo (anticonceptivo) masculino; un Laboratorio Nacional de Canalopatías que atiende patologías de enfermedades como arritmias; un polifármaco para el tratamiento de diabetes en fase 3, y la investigación del riesgo de recaída en pacientes con depresión.

Aseguró que otro de los proyectos que sigue en curso es el llamado Tecno Tienda, que se aplica en 3,700 establecimientos a fin de hacer más competitivas a las tienditas de barrio al incorporar herramientas para recibir pagos con tarjetas de crédito y débito, así como venta de tiempo aire para celulares; en este proyecto la Secretaría ha invertido 70 millones de pesos.

“Le pedí al Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM que hiciera una evaluación del programa y resultó muy bien calificado, muchos de los pequeños negocios que antes vendían como 2, 000 pesos diarios, ahora venden 10,000, tienen mayor capacidad económica y en este momento atendemos hasta 3,700 negocios familiares que se han apoyado y pretendemos llegar a 7,000 al final de esta administración”, dijo.

Agregó que se espera que para febrero del siguiente año inicie la construcción del Centro de Investigaciones Sobre Envejecimiento en la zona de Santa Fe, que fue planeado y diseñado en colaboración con la UNAM y los Institutos Buck, de Estados Unidos, y Max Planck, de Alemania.

El titular de la Seciti aseveró que ya se cuenta con el proyecto arquitectónico y en estos momentos se lleva a cabo el proyecto ejecutivo y que los recursos económicos lo tiene la Secretaría con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través de los Fondos Mixtos. Se espera una inversión aproximada de 400 millones de pesos.

“El Centro de Investigación pretende estar conformado por dos departamentos, uno que estudie la biología del envejecimiento y el otro que pueda ejercer el área de sociales, donde se pueda definir qué políticas públicas se deben de llevar para enfrentar a una población cada vez más envejecida”, agregó.

ilse.becerril@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de