De acuerdo con el PPEF 2017
Recorte al gasto limitaría éxito de las ZEE: CIEP
El estado de Michoacán ostentaría reducciones en gasto de inversión pública y en subsidios, y aumento en servicios personales.
Foto: AFP
relacionadas
compartir

Si bien con la creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) se busca romper la brecha económica que existe entre estados del norte y el sur, para el próximo año las entidades que están consideradas dentro de este espacio tendrían recortes en inversión pública, subsidios y apoyos en programas sociales, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), con datos del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del 2017 y de Transparencia Presupuestaria.

Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Campeche, Tabasco, Yucatán, Puebla e Hidalgo podrían ser las entidades federativas en las que se establezcan las primeras ZEE.

Kristobal Meléndez, investigador de cuentas subnacionales del CIEP, explicó que para el 2017, el gasto neto de las entidades federativas disminuiría 1.7% en términos reales respecto al presupuesto del 2016, con lo que tendrán recursos por 4.8 billones de pesos.

Los recortes estarían en 11 de los 32 estados del país, donde siete pertenecen al grupo de las ZEE: Hidalgo (19.6%), Campeche (17.3%), Tabasco (12.0%), Veracruz (7.7%), Guerrero (2.9%), Yucatán (0.8%) y Chiapas (0.3 por ciento).

“Los recortes no serían homogéneos entre todas las entidades federativas. La mayoría de los estados tendrían un incremento real en el gasto de 7% tales como Chihuahua, Tamaulipas, Morelos y Baja California Sur. En cambio, Veracruz, Tabasco, Campeche e Hidalgo tendrán disminuciones mayores a 7% real”.

El especialista expuso que estas cuatro últimas entidades son candidatas a constituir las primeras ZEE, por lo que los recortes podrían ser un obstáculo para incentivar la inversión extranjera en dichas entidades federativas y a su vez generar empleo y productividad.

“A los estados más pobres se les daría incentivos finales para atraer una mayor inversión extranjera indirecta y con ello generar empleos, pero con los recortes en inversión pública, este argumento del rescate de las entidades del sur o de tratar de disminuir la desigualdad queda mermado”.

Indicó que los estados petroleros como Campeche y Tabasco ostentarían mayores impactos debido a que la crisis en el precio del petróleo no termina de recuperarse, pues difícilmente los precios volverán a estar por arriba de los 100 dólares por barril.

Bajaría inversión

De las 32 entidades, 29 tendrán reducciones en inversión pública; los mayores recortes serían en Sonora, Hidalgo y Sinaloa, con ajustes anuales de 83.0%, 82.6% y 74.4%, respectivamente.

Mientras los únicos que registrarían incrementos en el gasto de inversión pública serían Quintana Roo (85.8%), Jalisco (11.0%) y Querétaro (10.8 por ciento).

“La inversión pública a nivel nacional disminuirá 30.7% en el 2017 respecto de este año. Quintana Roo es el estado más beneficiado debido a la inversión que percibiría por parte de CFE, la cual crece en más de 300%”, destacó Meléndez.

El investigador del CIEP comentó que, en caso contrario los gastos en servicios personales, que en su mayoría se refiere a los recursos que se destinan al gasto de la burocracia, tendrían un incremento de 0.5%, respecto de este año.

“Para el 2017, el gasto en inversión sería por 293,190.3 millones de pesos, en tanto, el gasto en servicios personales será por 815,693.9 millones de pesos; es decir, es más del doble de lo que se destina a inversión pública”.

El estado que más incrementaría el gasto en servicios personales sería Campeche con 15.4 por ciento.

Transferencias a la baja

Las transferencias brutas a nivel nacional disminuirían 1.4% real para el 2017,con lo que percibirían un total de 1.8 billones de pesos; este concepto se refiere al pago de pensiones, subsidios y apoyos sociales que reciben los estados.

Veracruz, Guerrero y Chiapas tendrían recortes mayores a 5%, en términos reales y respecto del 2016.

En subsidios, todos los estados percibirían reducciones, pero los más afectados serían el Estado de México, Coahuila y Guerrero, arriba de 40.0%; en apoyos sociales sería la misma dinámica, las 32 entidades con disminuciones.

El especialista del CIEP concluyó que, para romper esta brecha de estados debe existir una mejor planeación por parte del gobierno federal, en el sentido de que los recortes que existan en el país, no afecten a las entidades más pobres.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de