veracruz quedó francamente en recesión
Diez entidades con cambio de gobierno pierden dinamismo económico
De los estados con elecciones en el 2016, Durango y Oaxaca desaceleraron durante el periodo de gobierno que concluyó, mientras Sinaloa y Aguascalientes mantuvieron buen ritmo.
Los territorios de Oaxaca y Veracruz aumentaron su tasa de informalidad en los últimos seis años. Foto Archivo EE

De las 12 entidades federativas que tuvieron elecciones para gobernador en el 2016, que representan 25.7% del Producto Interno Bruto del país, 10 registraron pérdida de dinamismo en su actividad económica durante el periodo de gubernatura; del total de estados, sólo la economía de Veracruz cayó en la segunda mitad de la administración de Javier Duarte.

Los territorios que tuvieron elecciones fueron Puebla, Veracruz, Durango, Oaxaca, Tlaxcala, Quintana Roo, Zacatecas, Hidalgo, Tamaulipas, Chihuahua, Sinaloa y Aguascalientes.

Los gobiernos de estas entidades comenzaron entre el cierre del tercer trimestre del 2010 y el primer trimestre del 2011, mientras el lapso de finalización abarca de septiembre del 2016 a enero del 2017.

Por lo anterior, el análisis de la economía de los estados considera dos periodos: el primero que va del tercer trimestre del 2010 al segundo trimestre del 2013 y el otro, del tercer trimestre del 2013 al segundo trimestre del 2016.

Así, solamente Sinaloa y Aguascalientes obtuvieron mayor dinamismo en su Indicador trimestral de la actividad económica estatal (ITAEE), ya que mostraron una tasa de crecimiento promedio anual de 2.5 y 4.2% en el primer periodo de análisis, frente a 3.5 y 7.0% en el segundo, respectivamente, de acuerdo con datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Veracruz fue la única entidad que se colocó en un fase de recesión al pasar de 2.9 a -0.6%, mientras la tendencia de desaceleración más pronunciada se exhibió en Puebla (de 5.6 a 0.8%), Durango (de 3.8 a 1.8%) y Oaxaca (de 3.6 a 1.7 por ciento).

Además, de las 12 entidades, entre el tercer trimestre del 2010 y el segundo trimestre del 2013, nueve registraron tasas de crecimiento promedio anual del ITAEE arriba de 3.0% y para el segundo lapso de análisis, rebasaron este umbral cinco territorios.

Ante este panorama, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz, explicó que la crisis petrolera, así como el inadecuado manejo de las finanzas públicas, afectó a algunos estados que se refleja en sus indicadores macroeconómicos. Asimismo, la tasa alta de informalidad y niveles de pobreza en muchos de sus municipios son los principales elementos que explican el porqué de los “malos resultados”.

Mercado laboral

En este tenor, con cifras del Inegi, si bien Veracruz y Oaxaca fueron los únicos estados que incrementaron su tasa de informalidad laboral del segundo trimestre del 2010 al tercer trimestre del 2016, los 12 territorios considerados se encuentran arriba de 35.0% de su población ocupada en este condición laboral. También la economía veracruzana mermó su mercado de trabajo formal, ya que pasó de una generación de empleo de 26,324 asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en los primeros 11 meses del 2010 a una pérdida de 16,399 plazas en igual lapso del 2016.

“En esencia el mayor problema (de Veracruz) viene por el lado de finanzas públicas y el segundo, por colapso petrolero; lo que debe hacer es generar nuevos desarrollos productivos”, dijo el especialista.

Refirió que para que la entidad pueda levantarse de la crisis que enfrenta, el gobierno entrante necesita comenzar por el fortalecimiento de la salud de las finanzas públicas, movilizar el esquema actual, reducir la corrupción, buscar mayor transparencia en el ejercicio de los recursos, reducir los gastos innecesarios, así como la implementación de un programa de desarrollo regional en donde exista vinculación con el sector privado.

Aguascalientes, caso de éxito

Caso contrario es Aguascalientes, que en el periodo de análisis presentó el mayor dinamismo económico y la tasa de crecimiento más elevada del ITAEE (7.0%); pese a este comportamiento, fue la entidad que presentó la menor variación de endeudamiento, ya que el saldo de sus obligaciones financieras fue la de menor incremento de los 12 estados considerados, con 7.9% entre junio del 2010 y septiembre del 2016.

José Luis de la Cruz dijo que en términos generales el desempeño económico fue bueno, ya que hubo una fuerte inversión, sobre todo en la parte automotriz.

“La industria se desarrolló de una manera favorable, entonces los resultados del gobierno saliente fueron positivos”.

Zacatecas obtuvo el mayor nivel de endeudamiento (1,079.2%) al pasar de 664.4 millones a 7,835.2 millones de pesos, con una tasa de crecimiento del ITAEE en el segundo periodo de análisis de apenas 2.0%; por debajo se ubica Veracruz, con un aumento de 382.9 por ciento.

“La cuestión aquí es si realmente estas acciones generan un mayor crecimiento económico. Si no hay resultados de crecimiento, no es justificable el endeudamiento”, advirtió el analista.

ilse.becerril@eleconomista.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de