al cierre del año pasado
En 19 entidades federativas del país disminuye la informalidad
Aunque todavía dos quintas partes de los ocupados gana hasta dos salarios mínimos y más de un tercio de los remunerados, sin acceso social.
En México, 57.24% de la población ocupada se encuentra en una situación de informalidad.
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Al cierre del 2016, la informalidad y la desocupación disminuyeron en la mayoría de los estados, mientras la pérdida de plazas sólo se registró en tres territorios; no obstante, aún dos quintas partes de los ocupados en el país gana hasta dos salarios mínimos, las condiciones críticas del mercado dibujan una tendencia ascendente y más de un tercio de los trabajadores remunerados no tienen acceso a prestaciones de ley.

Así, en 19 entidades del país descendió la informalidad, encabezando la lista Guerrero (de 83.42% al término del 2015 a 78.18% de los ocupados a igual periodo del año pasado), Durango (de 56.20 a 52.35%) y Baja California (de 41.50 a 38.24%), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el otro extremo, los principales ascensos de esta variable laboral se mostraron en Tabasco (de 64.63 a 67.01%), Tlaxcala (de 71.01 a 72.66%) y Oaxaca (de 80.60 a 82.22%); de hecho, en el 2016 este estado ocupó el primer lugar, mientras la tasa más baja la obtuvo Chihuahua (35.63 por ciento).

En cuanto al desempleo, este coeficiente bajó en 26 estados, donde el principal exponente fue Zacatecas, al pasar de 3.94 a 2.03% de la población activa; el mayor crecimiento se dio en Campeche (de 3.02 a 3.93 por ciento).

La mayor relación de desempleo durante el año pasado se manifestó en Tabasco (7.56%) y la menor, en Guerrero (1.65%); este último estado se ubicó en el tercer lugar de mayor informalidad.

Además, las únicas entidades que perdieron asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social en el 2016 fueron Tabasco (14,154 trabajos formales), Veracruz (16,132) y Campeche (20,060).

En general, los territorios que manifestaron merma laboral son los petroleros, que sufre la crisis del sector, más los que se posicionan en el sur del país, que se caracterizan por ostentar índices de rezago social y económico altos.

Lastre en el mercado de trabajo

Sin embargo, las condiciones de los ocupados prenden focos rojos. En 25 entidades creció, de forma anual, la tasa de condiciones críticas, destacando Hidalgo (de 16.00 a 19.46% de este grupo). Chiapas es el estado con el coeficiente más elevado (32.32 por ciento).

Este indicador incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.

Además, 38.64% de los trabajadores remunerados en México no tienen acceso a prestaciones de ley; las mayores tasas en el 2016 se presentaron en Oaxaca (64.23%), Michoacán (59.76%) e Hidalgo (59.33 por ciento).

De los ocupados, 40.3% de la población ocupada gana hasta dos salarios mínimos y la región más perjudicada es la del sur-sureste (49.6 por ciento).

rodrigo.rosales@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de