Aumenta hasta 25% precio del huevo
A raíz del brote de influenza aviar que se registró hace dos semanas en una granja del municipio de Tepatitlán de Morelos, el precio del huevo en tiendas de abarrotes de la zona metropolitana de Guadalajara aumentó hasta 5 pesos el kilogramo; es decir, un incremento de 25% en un lapso de 15 días.
compartir

Guadalajara, Jal. A raíz del brote de influenza aviar que se registró hace dos semanas en una granja del municipio de Tepatitlán de Morelos, el precio del huevo en tiendas de abarrotes de la zona metropolitana de Guadalajara aumentó hasta 5 pesos el kilogramo; es decir, un incremento de 25% en un lapso de 15 días.

Pese a que el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Héctor Padilla Gutiérrez, declaró a El Economista el pasado 4 de mayo que el sacrificio de gallinas no provocaría desabasto ni aumento en el precio del huevo, productores e intermediarios aprovecharon para cobrar más por la proteína.

“Hace un mes, el precio oscilaba entre 20 o 20.50 pesos por kilo, y ahorita está alrededor de 23 o 24 pesos”, afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Abarrotes (Antab), Víctor Guillermo Hernández.

Sin embargo, en algunos establecimientos comerciales donde se vende el producto el precio ronda los 25 y hasta los 28 pesos.

De acuerdo con el presidente de la Antab, contrario a lo que está ocurriendo, durante los meses de calor el precio del huevo tiende a bajar, pero en las últimas dos semanas, luego de que se informó sobre el brote de influenza aviar, comenzó a registrarse el alza.

“A nosotros nos comentaron los productores y los distribuidores de huevo que la causa era esa, el problema de gripe aviar que había afectado nuevamente; pero, inclusive ahorita en la temporada de calor, el precio tiende a bajar”.

Principal productor

Jalisco es el principal productor de huevo a nivel nacional y participa con 55% de la elaboración total del país, por lo que, según las autoridades estatales y federales, el sacrificio de entre 10,000 y 15,000 aves de postura no reduciría el abasto del alimento y, por tanto, no debía aumentar su precio.

“Esperamos que ya se normalice porque son productos básicos para la alimentación de los mexicanos, y cuando aumenta el precio las personas empiezan a consumir menos o a no comprar ese producto por caro”, señaló el presidente de los comerciantes abarroteros.

Hasta el momento, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no ha reportado sanciones o multas a establecimientos comerciales o intermediarios que estén especulando con el precio del huevo.

promo@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de