Sector industrial en BC se prepara para recibir dreamers
El sector industrial en Tijuana se prepara para recibir a los llamados dreamers, tras la posibilidad de una deportación, dio a conocer Ulises Araiza, vicepresidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana.
Gabriela Martínez
Sep 12, 2017 |
7:10
Archivado en:
compartir
Widgets Magazine

Tijuana, BC. El sector industrial en Tijuana se prepara para recibir a los llamados dreamers, tras la posibilidad de una deportación, dio a conocer Ulises Araiza, vicepresidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac).

Advirtió que la llegada de este grupo de jóvenes migrantes a tierras mexicanas podría ser benéfica para el sector, ya que podrían integrarse rápidamente a las plantillas laborales debido a sus habilidades, escolaridad universitaria y dominio del idioma inglés.

Consideró que ante la revocación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), las ciudades fronterizas pueden ofrecer a estos jóvenes un estilo de vida como el que tenían en Estados Unidos y que por ello serían atractivas para buscar oportunidades de trabajo.

“Esperamos que esta situación pueda arreglarse positivamente para ellos y esto les permita quedarse en Estados Unidos, sino es así entonces si podría ser una alternativa para la industria y en general en todos los ámbitos poder recibirlos y brindarles las oportunidades como al resto de los connacionales”, advirtió.

Actualmente Tijuana mantiene un rezago laboral dentro de la industria maquiladoras de aproximadamente 4,000 espacios, según cifras de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO) que no han podido resolver con personal local.

Sin embargo, Araiza dijo que en el caso de los jóvenes dreamers el campo de opciones es más amplio debido a sus capacidades, con buenos puestos de trabajo, con salarios competitivos y oportunidades de desarrollo dentro de las empresas de la zona, que principalmente son extranjeras o mantienen actividades que requieren del dominio de ambos idiomas: español e inglés.

Pero no sólo las compañías, también las instituciones de gobierno preparan sus planes de respuesta ante la amenaza del presidente Donald Trump de desaparecer DACA y deportar a unos 800,000 jóvenes que viven en Estados Unidos y que se benefician de ese programa.

Por ejemplo, desde abril, Baja California se convirtió en uno de los primeros estado del país en comenzar a aplicar el proyecto "Educación Sin Fronteras" del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) para apoyar a que mexicanos deportados continúen con sus estudios.

Las garitas de Tijuana y Mexicali fueron elegidas como sitios de arranque de dicho programa ya que ambas reciben 40% de los deportados que ingresan al país; tan sólo el año pasado regresaron de Estados Unidos cerca de 20,000 personas que terminaron en Baja California, de los cuales 8,902 presentaron rezago educativo en nivel básico.

El Director Nacional del INEA, Mauricio López Velázquez, dijo que la intención además de atender a aquellos mexicanos con rezago académico, es también detectar las habilidades de cada deportado para canalizarlos en los campos y sectores dónde se puedan desarrollar mejor.

estados@eleconomista.mx

erp

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de