mercado formal
Centro-occidente registra mayor ritmo en generación de empleo
Un factor negativo en el dinamismo en la creación de plazas es la merma en la percepción monetaria de los trabajadores.
9.3 por ciento aumentó el valor de producción manufacturera de la región.
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

En este 2017, la generación de plazas aseguradas en el país alcanzó su mejor resultado de los últimos tres años, situación que se explica, principalmente, por el dinamismo económico de la región centro-occidente, aunque este comportamiento dista del proceder del salario en el mercado formal.

En los primeros ocho meses del 2017, se crearon 676,241 trabajos asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que representaron una variación anual de 16.2%, el mejor nivel desde igual periodo del 2014, con una tasa de crecimiento de 41.3 por ciento.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la mayor generación de empleos y la variación más elevada se exhibieron en el centro-occidente (233,527 lugares y 23.0%); le siguió el norte de México (221,324 espacios y 4.7 por ciento). El centro desaceleró en creación laboral, mientras el sur-sureste pasó de perder 17,561 trabajos en el 2016 a generar 33,002 este año.

El dinamismo en el mercado formal del centro-occidente, que concentra al Bajío, se debe a que todas las entidades involucradas generaron trabajos asegurados en el IMSS y sólo Nayarit y Aguascalientes perdieron ritmo en relación con los registros del acumulado enero-agosto del año pasado. De hecho, Jalisco se ubicó en tercer lugar nacional, detrás de Ciudad de México y Nuevo León, en absolutos, mientras San Luis Potosí y Colima se posicionaron en el podio por variación.

La actuación laboral de esta zona fue consecuencia de la explotación económica que se ha llevado a cabo por la proyección que tienen, como bloque territorial, en el conjunto de industrias manufactureras, el sector que más aporta a la producción nacional, así como en la atracción de inversión. Por región, centro-occidente mostró el mayor crecimiento de la actividad económica en el primer trimestre del año, y por estado, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí se ubicaron en el top 10.

En el valor de producción manufacturera, a la primera mitad del 2017, centro-occidente presentó un aumento anual de 9.3%, y Guanajuato se consolida como el tercer motor de este sector en México; esta entidad ocupó el cuarto escalón en atracción de Inversión Extranjera Directa y la región concentró más de una quinta parte del total en el lapso referido.

Sin embargo, esta eficacia que se transmite a la generación de trabajos formales no concuerda, en la mayoría de los casos, con los ingresos.

En el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS durante los primeros siete meses del 2017, cayeron a tasa anual real Jalisco, Michoacán, Querétaro, Nayarit y Colima; los crecimientos se dieron en Guanajuato, San Luis Potosí, Zacatecas y Aguascalientes, pero con variaciones que no superaron el horizonte de 2.0 por ciento. A nivel nacional se disminuyó 0.98 por ciento.

El caso del sur-sureste pinta dos escenarios. Como región, crearon 33,002 plazas formales; no obstante, al excluir a Quintana Roo (42,865 trabajos), se manifiesta una pérdida de 9,863 puestos.

Además, destaca que en el salario asociado a la formalidad, las caídas más pronunciadas en el país fueron en Campeche, Tabasco, Guerrero y Chiapas.

rodrigo.rosales@eleconomista.mx


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de