Niegan licencia de construcción para Dragon Mart
El ayuntamiento Benito Juárez negó el permiso de construcción al proyecto Dragon Mart Cancún, luego de dos meses de análisis en el que participaron analistas y organizaciones ambientales. Caso se resolvería en tribunales.
Jesús Vázquez / El Economista
Abr 23, 2013 |
16:42
Foto: Cuartoscuro
relacionadas

Cancún, Qroo. El ayuntamiento de Benito Juárez negó la licencia de construcción al centro de exhibición permanente de mercancías chinas Dragon Mart, que pretende edificar 3,040 lotes comerciales, 722 viviendas, bodegas, oficinas y una plaza para eventos culturales sobre un predio de más de 500 hectáreas en las afueras de Cancún.

Argumentando que se trata de un desarrollo sobredensificado y que el proyecto presentado al ayuntamiento no es el mismo que los promoventes presentaron al Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental a finales del 2012 para obtener la Manifestación de Impacto Ambiental estatal, el alcalde Julián Ricalde Magaña dijo que la negativa a la licencia de construcción es un resolutivo “absolutamente sustentable y jurídicamente correcto”.

Esta decisión fue notificada ayer martes a la 1:30 de la tarde a los promoventes del proyecto.

“Incumplen una serie de normativas y nos presentaron un proyecto diferente, evidentemente no podíamos hacer otra cosa que apegarnos a Derecho. Fue una decisión técnica y fuera de cualquier entorno político, lo cual nos ayuda a salir con la frente muy en alto de cara a la sociedad”, comentó.

Ricalde Magaña recordó que la decisión estuvo precedida por un profundo análisis público en el que participaron organizaciones ambientalistas, universidades, expertos, autoridades, así como los propios promoventes del Dragon Mart, por lo que se trata de una decisión “firme y robustecida”.

Explicó que la decisión estaba lista desde hace una semana, pero aún así se hicieron más consultas técnicas para hacer más fuerte la negativa.

“Estamos muy tranquilos, aunque es evidente que se viene una escalada a otras instancias, a la cual responderemos con toda puntualidad”, adelantó.

EN TRIBUNALES, LA ÚLTIMA PALABRA

Horas antes de que se confirmara la negativa, el Presidente municipal anticipaba que el caso se terminará ventilando en los tribunales de lo Contencioso Administrativo, pues se trata de una estrategia que los promoventes están adoptando para obtener los permisos, argumentó.

En un comunicado emitido el lunes, la empresa Real Estate Dragon Mart Cancún anunciaba que un Tribunal Unitario, con sede en Chetumal, había dado entrada a su demanda contra el ayuntamiento de Benito Juárez por excederse del plazo de cinco días marcado por la ley para emitir la resolución a la solicitud de construcción del proyecto, ingresada desde el pasado 22 de febrero.

Al respecto, el edil expresó: “A mi juicio es una estrategia que termina dejándolos mal parados, además la estrategia judicial que están tomando abona a la opacidad con que han actuado desde un principio”.

Previo a conocerse el resolutivo, en entrevista con El Economista, Juan Carlos López Rodríguez, socio y director de Dragon Mart, resolvió que independientemente del fallo del ayuntamiento, ellos no la acatarían, puesto que la resolución definitiva ya estaba en manos de un Tribunal Unitario con sede en Chetumal.

Por primera vez, admitió que, en caso de que esa instancia no los favorezca, podrían optar por buscar otro lugar para edificar el polémico centro de exhibición y de venta de mercancías chinas.

Las batallas:

El proyecto lleva varios permisos y resoluciones ambientales y arqueológicos librados. En el caso de la licencia de construcción se instaló un Consejo de Análisis con representantes empresariales, ambientales y especialistas en construcción.

6 de septiembre del 2012

  • La aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental estatal, otorgada por el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental, de la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo.

26 de noviembre del 2012

  • Resolución de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, en la que se determina que el proyecto no ha violentado leyes ambientales vigentes.

18 de marzo del 2013

  • Votación favorable por parte de los integrantes del Comité de Análisis para el otorgamiento de la licencia de construcción del proyecto Dragon Mart y obras derivadas.

25 de marzo del 2013

  • Constancia preliminar emitida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia que establece la no existencia de vestigios arqueológicos en el predio El Tucán, de 577 hectáreas.

23 de abril del 2013

  • Negación de la licencia de construcción por parte del ayuntamiento Benito Juárez.

jvazquez@eleconomista.com.mx

3 Comentarios
Comentarios
Tejeringo (no verificado)
Agregado:
24 Abr 2013 |
02:01 AM

Asi es como se tienen que tomar las decisiones con la sociedad en su conjunto con la gente que sabe del asunto para que no haya duda: Universidades y organizaciones ambientalistas, ahora solo falta que se sostengan acuerdense que el "progreso" siempre va en contra de la naturaleza. No dudamos que intenten sobornar a otras autoridades para realizar el proyecto que al cabo que ni se saben corromper.

victorini (no verificado)
Agregado:
25 Abr 2013 |
18:22 PM

pues sería una lástima que existiera el Dragon Mart en Cancún, excelente decisión del Alcalde Julian Ricalde creo que si se postula para gober me cae que voto por él, y pues la verdad es una lástima el proyecto de Dragon Mart y es una lástima el partido político que lo promovió y lo sigue respaldando que es el PRI

alias (no verificado)
Agregado:
13 Jun 2013 |
06:39 AM

Definitivamente, NO al proyecto dragon chino mart. Solo beneficia a los importadores de chachalaquerias hechas en China, afectando nuestros productos hechos en Mexico. Resistamos a esos nefastos proyectos.

Periódico El Economista una empresa de