Quintana Roo apuesta por los apicultores
El secretario de Medio Ambiente, Alfredo Arellano, aseguró que el gobierno del estado rechaza la siembra de productos genéticamente modificados en Quintana Roo, por lo cual apoyan a los apicultores de las comunidades del sur que se oponen a la siembra de soya transgénica por el riesgo que supone para la producción de miel.
Foto: Notimex
compartir

Cancún, QR. El secretario estatal de Medio Ambiente, Alfredo Arellano, aseguró que el actual gobierno del estado rechaza la siembra de productos genéticamente modificados en Quintana Roo, por lo cual apoyan a los apicultores de las comunidades del sur que se oponen a la siembra de soya transgénica por el riesgo que supone para la producción de miel.

Incluso dijo que se prepara un decreto para declarar a la entidad libre de productos transgénicos, el cual es parte de los acuerdos asumidos por Quintana Roo en la pasada COP 13 (Cumbre Mundial sobre la Biodiversidad).

“Estamos trabajando de acuerdo a lo indicado en el Acuerdo de Sustentabilidad en la Península de Yucatán (ASPY) en el marco de la COP 13; el gobernador está claro que preferimos trabajar en el estado sin la siembra de organismos genéticamente modificados; tenemos la demanda de los apicultores, donde ellos quieren mantener ese derecho; y nosotros estamos trabajando en el decreto para que en unos cuantos meses esté listo, declarando a Quintana Roo libre de transgénicos”, expresó.

Cabe recordar que apenas el pasado 5 de abril, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó un amparo a cuatro comunidades indígenas mayas del municipio de Bacalar, en Quintana Roo, que obliga a la empresa Monsanto a dejar de sembrar soya transgénica en esas zonas, hasta que los habitantes determinen mediante una consulta pública si conceden o no su permiso para que la compañía utilice sus tierras.

Contexto

En el 2012, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación dio permisos que abarcan un total de 23,500 hectáreas distribuidas en los estados de Yucatán, Campeche, Chiapas, norte de Veracruz, San Luis Potosí (la parte de la Huasteca),Tamaulipas y Quintana Roo.

Luego de varios meses, comunidades de Yucatán y Campeche lograron que se les admitiera la demanda de amparo en contra de los permisos a Monsanto, lo cual suspendió los permisos en las comunidades de estos estados que promovieron el amparo y las que denunciaron contaminación por polen de soya transgénica en sus tierras y zonas de producción de miel.

El miércoles 4 de noviembre del 2015 la SCJN anuló los permisos en estas comunidades hasta que sometan a consulta pública la información y las afectaciones que esta actividad genera.

Sin embargo, en el caso de Quintana Roo, no fue sino hasta el 5 de abril del 2017, que la Suprema Corte se pronunció sobre la misma situación respecto de las comunidades de municipio de Bacalar, al sur de la entidad, anulando de igual forma los permisos otorgados a Monsanto desde el 2012, y emplazando a la realización de consultas para que las comunidades decidan si quieren o no la siembra de soya transgénica.

jvazquez@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de