Clubes deportivos, un concepto de mucho valor
Cuánto cuesta ponerse en forma
La membresía de un club deportivo puede costarle desde 6,800 pesos más 1,600 pesos mensuales.
Ricardo Carrillo / El Economista
Jul 7, 2011 |
22:37

Dicen que la lectura es a la mente lo que el ejercicio es al cuerpo y así como leer puede ser motivo para disfrutar, ejercitarse también.

Imagine el bienestar que puede encontrar al relajarse en un SPA o disfrutar de un jacuzzi después de entrenar, esto es posible gracias a los clubes deportivos que se han ido posicionando en el gusto de las personas.

La membresía de un club como Sport City o Sports World puede costarle desde 6,800 hasta casi 16,000 pesos. Ese monto se paga una vez en la vida, pero deberá cubrir las mensualidades que pueden ir desde 1,600 hasta casi 4,000 pesos.

PROPUESTA DE VALOR

“Me metí porque quería un gimnasio y al revisar otros por la zona vi que estaban muy caros con relación a los servicios y actividades que te ofrecen”, comentó Mónica, quien se volvió cliente de uno de estos clubes por considerarlo “un lugar para hacer ejercicio que está a la vanguardia”.

Pese a que los pequeños gimnasios son más populares, estos complejos deportivos han tomado fuerza por su propuesta de valor agregado que está compuesta por una valoración nutricional, evaluación de su estado físico, un programa de entrenamiento personalizado y, en algunos casos, cuentan con estancias para niños.

Ofrecen además observación continua por parte de los entrenadores, quienes cambiarán su rutina de acuerdo con su progreso para lograr los resultados deseados.

En cuanto a instalaciones ofrecen espacios de estiramiento, de acondicionamiento cardiovascular, de abdomen, zonas de peso libre y de peso integrado, spinning, alberca y vestidores. Algunos clubes incluso tienen muro de rappel, ring de boxeo y canchas de squash.

La oferta es atractiva, pero tiene que tomar en cuenta algo que el mismo personal de ventas reconoce: “El precio tiene que ver con la zona y con el concepto”, en otras palabras usted pagaría más de 20,000 pesos al año por una opción de entrenamiento, pero al mismo tiempo costearía el derecho para ostentar cierto estatus.

MENOS SERVICIOS, MENOS PESOS

Los gimnasios tradicionales cobran entre 400 y 800 pesos mensuales, y a pesar de que ahí no encontrará los mismos lujos, puede usar los aparatos que pueden ser básicos pero no por eso menos efectivos, después de todo lo más importante es procurar su salud.

OTRAS OPCIONES PARA MIMARSE

¿Qué le parecería hacer ejercicio mientras en la caminadora de enfrente entrena Madonna o la estrella de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez? La idea suena bien y es probable que se materialice, ya que La reina del pop y A-Rod han abierto sus propios gimnasios en México.

Tanto Hard Candy como Energy Fitness son alternativas para que usted entrene, aunque sólo hay una sucursal del primero y dos del segundo en la capital del país. Darse de alta en el gimnasio de la cantante le costará alrededor de 10,996 pesos. Inscribirse en algún club del beisbolista significará un desembolso aproximado de 6,746 pesos. A parte de estas opciones existen otras -especialmente en colonias como Del Valle, Condesa, Roma o Polanco- que no son opacadas por su vasta oferta.

Por ejemplo, Centro QI, el cual se encuentran en la colonia Condesa, tiene zona de cardio, pesas, rappel y SPA, tiene un costo de 12,607 pesos en horario abierto y 7,564 en restringido. La mensualidad es de 1,017pesos y 1,606, respectivamente.

rcarrillo@eleconomista.com.mx

3 Comentarios
Comentarios
yO (no verificado)
Agregado:
2 Abr 2012 |
20:50 PM

Buena nota la vdd muy interesante

yO (no verificado)
Agregado:
2 Abr 2012 |
20:51 PM

Muy interesante gcs

Peter Param (no verificado)
Agregado:
16 Jun 2014 |
10:06 AM

"la lectura es a la mente lo que el ejercicio es al cuerpo" -- lo mejor es combinar las dos cosas. Saber leer, especialmente contratos, ayuda encontrar el mejor lugar para hacer deporte. Y ayuda distinguir rateros como sport city de otros. Muchos tienen una política de tarifas totalmente opaca, para sacar del cliente lo que se pueda. Sería caso ya de la Profeco. OJO.

Periódico El Economista una empresa de