Abre la reforma energética nueva ventana laboral
Las ingenierías serán básicas, pero los técnicos jugarán un papel muy importante en el nuevo campo laboral de la industria, dicen expertos.
compartir

Se estima que con la reforma energética se crearán 500,000 empleos formales adicionales de aquí al 2018, y el objetivo final es crear 2.5 millones en el 2015. ¿Qué tipo de profesionales se requerirán para llevar estas plazas? ¿Qué áreas laborales se potencializarán con los cambios estructurales? Para saber todos los detalles en cuanto a estos temas, especialistas responden estas dudas.

Rosario Moga Becerra, gerente de Desarrollo de Negocios de ManpowerGroup, destacó que las carreras que necesitarán contar con el mayor número de egresados no sólo son aquellas que tienen que ver con todo el sector energético; otro campo que se verá beneficiado es el de las aseguradoras, puesto que los seguros y fianzas serán necesarios para aquellas empresas que quieran explotar un pozo petrolero.

“Todos los técnicos e ingenieros profesionistas especializados en el sector energético tendrán grandes oportunidades de entrar en estas nuevas plazas”, añadió.

LAS CARRERAS DE LA INDUSTRIA

Existen carreras dirigidas al sector energético como: técnico superior universitario en el mantenimiento del área del petróleo, técnico laboral en perforación y producción de pozos de petróleo, técnicos petroleros con especializaciones para cada plaza laboral del sector o técnico en petróleo y gas natural. Estos estudios profesionales en su mayoría son ofrecidos por universidades privadas, aunque también el Instituto Politécnico Nacional tiene este tipo de ofertas estudiantiles.

Explicó que en el área técnica también están catalogados profesionistas como buzos y especialistas en tuercas para cierto tipo de tuberías.

Erik Legorreta, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Petrolera (Amipe), consideró que esta reforma cambiará definitivamente la demanda de personal, ya que todo lo que tenga que ver con el sector será requerido para formar parte del crecimiento de la industria en el país.

Explicó que conforme vayan llegando las empresas al país se podrá observar de forma tangible cuáles son los trabajadores que más se requieren. Hizo énfasis en las especializaciones en la industria de perforación en aguas profundas y estudios profesionales marinos, “aunque no son carreras conocidas en el país”.

La generación de empleo ya es una realidad. “Ya se requieren técnicos en análisis de precios unitarios, técnicos de control de obra en estructura petrolera, técnicos especializados en soldadura, albañilería altamente especializada; no es fácil encontrarlos, por ello estos especialistas pueden tener un muy buen sueldo”, refirió.

Si los jóvenes van a estudiar una carrera en ingeniería o administración pueden buscar especializaciones o complementos enfocados en la industria del petróleo y el día de mañana encontrarán un trabajo muy bien remunerado. La Amipe ofrece en su portal una lista de las necesidades laborales que tienen sus distintos miembros; y por otro lado las empresas especializadas en el sector energético también están desarrollando programas para las áreas del sector energético.

Para quienes ya terminaron sus estudios y quieren integrarse al nuevo campo laboral de la industria, Moga Becerra conminó a que se acerquen a las asociaciones del sector (por ejemplo, el IMP o la Amipe) para mantenerse actualizado (por medio de las conferencias, pláticas, cursos y asambleas que ofrecen), y buscar especializaciones y estudios en universidades.

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA

Luis Gabriel Torreblanca, director de Desarrollo Tecnológico e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), coincidió en que las áreas clásicas de la ingeniería petrolera, ciencias de la tierra y la ingeniería geofísica serán las más beneficiadas en crecimiento laboral, pero destacó que hay una serie de perfiles que son necesarios, entre ellos, los ingenieros, los físicos y biólogos.

Para ello, el Conacyt tiene en su programa capacitaciones muy enfocadas, como la economía de la energía, “además también hay diplomados en corrosión o especializaciones en el área social (...) Este tipo de especialidades puede encontrarlo en lugares como el Centro de Investigación y Docencia Económicas del Conacyt”.

En el Consejo puede encontrar todo tipo de programas de estudios en el sector registrados y van desde licenciaturas hasta maestrías, posgrados nacionales e internacionales. El Conacyt ya tiene egresados en la especialidad de Administración y Gestión de Proyectos para Pemex.

Gabriel Torreblanca explicó que los programas tradicionales de estudios en ingeniería petrolera podrá encontrarlos en el IPN, UNAM, Universidad de Nuevo León, Universidad de Guadalajara el Tecnológico de Madero.

Adelantó que los primeros empleos que se generarán en el sector serán los de mayor magnitud, y que los doctores y maestros en energía serán sólo 20% de las plazas que se requerirá en el campo laboral.

De momento se trabaja en la formación de especialistas de desarrollo de talento para Pemex y la CFE, puesto que ambas empresas tienen un diagnóstico preciso de toda su pirámide ocupacional.

“La expectativa del crecimiento del sector tiene que acelerar la captación de talento y para ello hay una serie de acciones que lo puede ayudar para entrar en el campo laboral que se abrirá”, añadió.

IMP APOYA Y ENSEÑA A LOS JÓVENES A CAPACITARSE EN EL SECTOR ENERGÉTICO

hay muchas personas interesadas en realizar su servicio social, sus prácticas profesionales o incluso su tesis, y por ello se acercan al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), explicó Rafael Eustaquio Rincón, ejecutivo del Laboratorio de Propiedades Termofísicas del IMP.

Al ser el IMP un centro de investigación y desarrollo de muchos productos que buscan atender las necesidades de Petróleos Mexicanos (Pemex), “los jóvenes se acercan para colaborar con nosotros, aprender y cumplir con sus requisitos académicos”, manifestó.

“Por medio de estos programas pueden adquirir la experiencia laboral, enfocada a la industria petrolera necesaria que permita encontrar la plaza laboral que los estudiantes desean encontrar el día de mañana”, precisó.

Con los cambios estructurales el Instituto también necesitará de personal de todo tipo (desde ingenierías hasta personal administrativo y comerciantes).

“Es un reto muy importante para Pemex y para el instituto, ya que incluso existe un apartado en todos los cambios estructurales, el cual está enfocado en el fortalecimiento, reestructuración y crecimiento del centro para poderse mantener como uno de los brazos tecnológicos fuertes para Pemex”, afirmó.

claudia.cordova@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de