Empieza este 2016
 con el pie derecho
La felicidad, pero también la efectividad en el manejo de nuestra vida y de nuestras finanzas personales, tiene que ver con la manera en que nos enfocamos en nuestras prioridades.
Joan Lanzagorta
Ene 4, 2016 |
21:23
compartir

Mi abuela estaba llena de dichos muy sabios. Uno de ellos era: “Hay que empezar con el pie derecho”. Hay muchas maneras de interpretarlo, pero para mí significaba empezar bien desde el principio, con energía, con fuerza y con motivación.

Un año nuevo marca siempre una nueva etapa y nos da la oportunidad de empezar de nuevo. Es cierto: nuestra situación no ha cambiado, pero sí puede cambiar la manera en que la enfrentamos.

En particular me parece que es una excelente oportunidad de revisar no sólo nuestra situación de vida (financiera o no) sino también nuestras prioridades. ¿Siguen siendo las mismas?

Cuando hago sesiones de coaching en Finanzas Personales, por lo general me doy cuenta de que el principal problema, la causa raíz, es que la gente no tiene claras cuáles son sus prioridades. Algunos tienen metas y objetivos, pero esto es algo muy distinto.

La gente quiere comprarse una casa. Quiere cambiar el coche o saber si le conviene comprar a meses sin intereses un comedor en la próxima venta nocturna. Quieren buscar inversiones más rentables.

Todas éstas son metas financieras, cosas que uno quiere lograr. Eso está muy bien, pero ¿realmente reflejan las prioridades que tenemos en la vida? A veces sí, pero muchas otras no.

Por ejemplo, hace algunos días hablaba con una pareja que estaba a punto de casarse y una de sus metas principales era comprar un departamento. Pero una vez platicando con ellos, me di cuenta de que lo que en realidad querían hacer era irse en un par de años a estudiar una maestría en el extranjero y más adelante, quizá, ver oportunidades de desarrollo fuera de nuestro país.

Es decir, su meta de comprar un departamento no estaba alineada con lo que de verdad querían hacer. De hecho, meterse en el rollo de comprar y tomar un crédito hipotecario los podría alejar de su verdadera prioridad. Rentar les daría mucha mayor flexibilidad para enfocarse en eso que de verdad querían lograr.

Eso mismo nos pasa a todos y no hay por qué sentirse mal.

Hay muchos otros ejemplos. Uno muy ilustrativo es el de una pareja que asesoré hace tiempo. Cuando hicimos el ejercicio me dijeron que su prioridad era su familia y la seguridad de sus hijos. Curiosamente, ninguno de los dos tenía seguro de vida. Me dijeron que no lo podían pagar, aunque al ahondar en su situación financiera me di cuenta de que estaban pagando una cantidad importante cada mes en las mensualidades de un centro de entretenimiento (televisión, teatro en casa y muebles).

En este caso, el centro de entretenimiento que compraron —el cual constituye una meta financiera— los desvió de su prioridad, que es proteger a su familia.

Repito: a todos nos ha pasado y no se trata de criticar a nadie, pero sí de abrirnos los ojos.

Desde mi punto de vista, la felicidad, pero también la efectividad en el manejo de nuestra vida y de nuestras finanzas personales, tiene que ver con la manera en que nos enfocamos en nuestras prioridades: si hacemos cosas que nos acerquen a ellas o si, por el contrario, nos estamos alejando.

Por definición, nuestras prioridades constituyen lo que es más importante para nosotros en la vida, lo que de verdad queremos lograrya sea a corto mediano o largo plazo. Las metas financieras que tenemos nos pueden acercar a esas prioridades: nos pueden ayudar a tenerlas cubiertas; pero también nos pueden desviar y esto a la larga conduce a insatisfacción, a infelicidad, a ese sentimiento de vacío o de frustración que todos tenemos en la vida.

Curiosamente, no es tanto porque no supimos enfocarnos, es porque ni siquiera tenemos bien claras cuáles son nuestras prioridades en la vida.

Empezar el año con el pie derecho, como decía mi abuela, significa tener muy claras nuestras prioridades. Lo que verdaderamente queremos lograr. Después podemos empezar a construir un camino para alcanzarlas.

Te invito a visitar mi página http://PlaneaTusFinanzas.com – Finanzas Personales en tu Vida.
Sigueme en Twitter: @planea_finanzas

0 Comentarios
Comentarios