se registrarán 60,000 operaciones más
Aumentan 10% empeños por cuesta de enero
Para hacer frente a los gastos decembrinos, las personas acuden en situaciones de emergencia al sector prendario.
Juan Tolentino Morales
Ene 7, 2016 |
21:13
relacionadas
compartir

Después del goce alimenticio y de ocio de las fiestas decembrinas, posiblemente enfrente las crudas consecuencias financieras de los gastos realizados hasta ahora, recién iniciado el año.

Por ello, los mexicanos con una cuesta de enero muy pronunciada optan por financiarse a través de empeños, sobre todo aquéllos del sector no bancarizado, destacaron directivos del sector prendario.

“La cuesta de enero es, junto con el regreso a clases, uno de los ciclos en donde el sector tiene un mayor repunte de empeños, de aproximadamente 10%, por lo que aumentarán en 20 millones de pesos los préstamos colocados, lo que se traduce en 60,000 operaciones adicionales”, dijo Roberto Alor, director general de Prendamex.

La cuesta va más allá de enero, dado que se extiende hacia febrero y marzo —añadió Alor en conferencia de prensa—, y es similar al mismo periodo del 2015.

El empeño de bienes es la manera en la que los mexicanos prefieren financiarse sólo después de los préstamos entre particulares en lo que a créditos informales se refiere, sobre todo en situaciones de emergencia, según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012.

Una de las razones por las que la gente acude a estos establecimientos, añadieron los directivos, es por la rapidez con la que son otorgados los préstamos, un factor decisivo para quienes buscan financiarse rápidamente; esto, aunado a que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) revisó el registro de este tipo de establecimientos para depurar a los de carácter ilegal ha llevado a que el sector prendario tenga un crecimiento de 7% al cierre del 2015, respecto del 2014.

“Las casas de empeño ofrecen en la actualidad una mayor certeza jurídica y financiera a sus usuarios, debido a las labores de regularización que la Profeco llevó a cabo, lo que tuvo como consecuencia que de los 8,000 establecimientos de este tipo que había previo al 2015, al cierre del año pasado se contabilizaran 5,380 unidades”, destacó por su parte Adolfo Vélez, presidente de la Asociación Nacional de Casa de Empeño (Anace).

Joyas y electrónicos, lo más empeñado (y buscado)

Los préstamos solicitados al mercado prendario —que representa 10% del mercado de créditos en el país— con frecuencia son destinados principalmente para hacer frente a gastos personales, así como a atender necesidades de educación y salud.

A cambio de estos montos, la mitad de los usuarios empeña joyas, y el otro 50%, mercancías generales como electrodomésticos y productos de fácil transportación como gadgets, videojuegos y equipos de sonido, y en otros casos, hasta automóviles como garantía, aunque sin dejar los papeles del vehículo.

A cambio, las casas de empeño otorgan cantidades que representan 50% del valor del bien (en el caso de mercancías generales, como electrónicos) y hasta 90% cuando de joyas se trata, esto con tasas de interés de 5% en promedio.

En cuanto al rescate de los productos empeñados, las joyas regresan a las manos de sus dueños 80% de las veces, mientras que aparatos electrónicos y otros bienes son devueltos entre 60 y 70% de las ocasiones.

“Algunas personas lo que quieren es vender algunos productos. Después de que vence el préstamo (al cabo de uno a tres meses), damos un plazo de un mes y luego el producto se pone a la venta, aunque el propietario aún puede rescatar su producto en ese momento”, dijo Alor.

Asimismo, el director de Prendamex expuso que el promedio de los empeños en general es de 1,050 pesos y en joyas de 1,300 pesos. “Son microcréditos, en su mayoría a un mes; la gente los utiliza para salir de situaciones urgentes, por lo que los damos en 10 o 15 minutos”, sostuvo.

Durante la cuesta de enero, el presupuesto de los pequeños empresarios también se ve afectado, por lo que es recurrente que acudan a empeñar sus bienes.

“Tenemos programas de préstamo a micro y pequeñas empresas, dándoles préstamos con maquinaria y equipo como garantías. Una limitante de este mercado es que no tiene facturas, la cual sí se requiere en caso de tener que vender la prenda, de lo contrario, es poco comercializable”, dijo Alor.

Persisten casas de empeño ilegales

A pesar de la labor de depuración de la Profeco, que implicó el cierre de alrededor de 500 establecimientos prendarios irregulares y sanciones de hasta 2.5 millones de pesos, los directivos advirtieron de su persistencia, sobre todo en localidades retiradas “donde no llega la autoridad”, por lo que exhortaron a la población a cerciorarse de acudir a lugares autorizados.

Para ello, el presidente de la Anace conminó a buscar el sello distintivo que poseen los establecimientos afiliados a dicha asociación, los cuales deben ser fácilmente visibles desde la entrada y tienen la garantía en el trato y manejo de recursos e información.

Asimismo, puede consultar el registro público de casas de empeño de la Profeco. En este portal (rpce.profeco.gob.mx/casa_empeno.php) se encuentran enlistados los establecimientos que operan conforme a la Ley Federal de Protección al Consumidor y la Norma Oficial Mexicana, vigentes en todo el país.


juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de