Consejos para resistir la cuesta
Comienza a tomar la batuta de tus finanzas para que los gastos de diciembre no te atormenten.
compartir

Esperaste impacientemente la llegada de diciembre... ¿Y quién no?, si con él vienen algunos ingresos extra, como el aguinaldo, bonos, compensaciones, entre otros incentivos económicos; ¿pero qué pasa si antes de haberlos recibido, ya los habías gastado en cenas, fiestas, regalos, posadas y vacaciones?

Esta situación puede llegar a provocar un desequilibrio en tu bolsillo y afectar la forma en que arrancas este nuevo año, provocando la famosa y no bien recibida cuesta de enero. Un estudio realizado por Parametría en diciembre del 2013 mencionaba que tres de cada cinco mexicanos ya esperan iniciar el año con dificultades, debido a los gastos y a los pocos ahorros que se generan al final de cada año; además, 31% de los mismos creía que la austeridad de enero duraría hasta marzo y 19% esperaba que dicha austeridad llegara hasta medio año. Sabemos que el futuro podría parecerte un poco incierto, pero hay algunas acciones que puedes realizar para aligerar el inicio de este 2016:

Haz un presupuesto. Toma papel y lápiz, escribe los ingresos totales de tu casa al mes y a continuación haz una lista de todos los gastos, empezando por los necesarios (fijos) como la renta, seguros o créditos; después, escribe los gastos variables, como transporte, ropa y entretenimiento; estos últimos son los que puedes recortar con mayor facilidad y con ello aumentar tus posibilidades de ahorro. Tu presupuesto también te ayudará a ver si tienes algún gasto hormiga, en el cual es necesario que comiences a trabajar para eliminar esas fugas de dinero que a la larga afectan a tu bolsillo.

No descuides tus deudas. Aunque tal vez sea un poco complicado destinar a tus créditos lo que habitualmente pagas, es importante que al menos cubras el mínimo o los montos pactados para cada uno de los créditos que tuvieras para evitar generar intereses moratorios, que perjudican tu historial crediticio e incrementan tanto tu deuda como el tiempo que te llevará saldarla.

Modérate. Cuando hagas tus compras en el supermercado considera buscar las marcas genéricas del lugar, ya que pueden ser un poco más económicas que las que regularmente llevas a casa y también suelen ser de buena calidad; además, procura comprar tus frutas y verduras en el mercado más cercano a casa, así gastarás menos en alimentos y en transporte.

Sólo en caso de emergencia. Si iniciaste el año con algún ahorro para cumplir una meta específica, no consideres tomar el dinero a menos que se presente una emergencia, o en caso de que tus ingresos no sean suficientes para cubrir lo indispensable.

Ahora ya tienes algunas herramientas para afrontar los primeros meses con mayor estabilidad económica. Para conocer más sobre el ahorro, toma los talleres gratuitos de Educación Financiera BBVA Bancomer y, además de continuar el año sin dificultades, aprende cómo incrementarlo y cumplir tus metas a corto, mediano y largo plazo. Para inscribirte ingresa a educacionfinancierabancomer.com o llama sin costo al 01800 688 8761.

La autora es integrante de Educación Financiera de BBVA Bancomer.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de