SE SUGIERE AHORRO DE TRES A SEIS MESES
Aliste sus finanzas antes 
de renunciar
Cambiar de empleo es un proceso difícil, que puede ser menos pesado si se tiene la preparación adecuada.
Juan Tolentino Morales
Ene 19, 2016 |
20:57

Cambiar de empleo es una de las fases más temidas por cualquier trabajador, y, dado que nuestros ingresos dependen de ello, hallar el momento indicado es clave para no mermar nuestro presupuesto. De ahí la importancia de estar preparados en el rubro financiero, pero también en el profesional.

“Hay que hacer un balance de cómo estamos de dinero; sin duda es mejor buscar empleo teniendo uno. No obstante, para quienes decidan renunciar precipitadamente es recomendable tener, por lo menos, un colchón de tres a seis meses de ahorro de nuestros gastos”, recomienda Fernando Calderón, director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial.

Este periodo, indica, es para anticiparse a los peores escenarios, ya que si bien hallar un puesto toma entre uno y tres meses, debe de tomarse en cuenta que la demanda no es la misma para todos los sectores ni para todo tipo de puestos.

Existen posiciones en las que la búsqueda podría extenderse hasta seis meses, si se trata de cargos especializados o de baja demanda. “Para labores operativas de primer nivel, el tiempo es menor, mientras que para puestos gerenciales o directivos, es mayor”, detalla Calderón.

Si bien el promedio de desempleo en profesionistas es de 4.6% a nivel nacional, los porcentajes aumentan para quienes laboran en el sector de ingeniería de vehículos de motor, barcos y aeronaves (17.7%), tecnología y protección del medio ambiente (15.7%) y criminología (15.4%), las tres con mayor desempleo en el país, según el reporte “Compara Carreras”, del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (Imco).

En tanto, las tres carreras con mejor posicionamiento laboral son en el sector de formación docente, programas multidisciplinarios o generales (0.7%), formación docente para la enseñanza de asignaturas específicas (0.2%), y estadística, con un desempleo de 0%, detalla el documento.

Hay sectores más dinámicos que otros, pero el tipo de posición y competencias es un mayor factor. Para ventas hay más demanda en un sector, pero varía. Por eso es importante identificar competencias para saber dónde colocarse.

A esto, siguiendo en el rubro del ahorro mientras se busca un empleo, habría que tomar en cuenta que muchas empresas contratan por periodos de prueba de tres meses para ver si lidian con el candidato ideal, y sólo entonces vendrá el contrato indefinido, advierte Calderón, por lo que es importante que tome en cuenta esto; es decir, que bien podría no ser definitivo el empleo, y que incluso podría percibir un menor ingreso durante el periodo de prueba.

Asimismo, el especialista de OCCMundial añade que si dejará su empleo, procure no tener deudas, sobre todo en créditos como el hipotecario o automotriz, y preferiblemente tampoco en otros productos, como tarjetas de crédito, dado que, por la falta de certeza de ingresos, podría incumplir en sus pagos y enfrentarse a comisiones que generen altos intereses o sanciones de mayor gravedad.

¿Sigue vigente en el mercado laboral?

Un rubro importante que no debería descuidar al cambiar de empleo es el de revisar sus competencias en términos de conocimientos, habilidades y experiencia, para, de esta manera, valorar sus labores y el sueldo que está percibiendo contra cómo se puede vender y de qué manera puede valorar lo que hace en la industria en la que se desarrolla.

Para ello, Calderón recomienda investigar cuánto ofrecen en puestos similares al que ahora se encuentra o al que desea posicionarse, y revisar si está por arriba o abajo del promedio. Esto, además, le ayudará a determinar su caducidad laboral, es decir, reconocer qué tan vigente como profesionista está en el mercado laboral y cómo puede extender esa vigencia.

Para ello puede visitar el portal caducidadlaboral.com, en el que proporcionando datos sobre el área en el que se desempeña, su edad, años de experiencia laboral, habilidades y últimos estudios concluidos, puede conocer cuánto tiempo de vigencia le resta como profesionista en su actual puesto, periodo que puede aumentar con el estudio de un posgrado o aprendiendo habilidades extra.

Recuerde que, según el Imco, si bien un licenciado gana 77% más que una persona que sólo haya terminado la preparatoria, un profesionista con estudios de posgrado concluidos percibe alrededor de 70% más que un licenciado.

Por último, el especialista recomienda que siempre es importante dar lo mejor como profesionistas hasta salir de la empresa. “No porque vaya a dejar su puesto significa que tenga un menor desempeño o (que vaya a) mostrar desinterés, ya que esto manchará sus referencias laborales. Hay que hacer lo necesario para cumplir hasta el último día”, concluye.

undefined

juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios