el rendimiento no es un determinante
Evite cambiarse de afore cuando hay volatilidad
Debido a la situación financiera actual, las inversiones están teniendo altas y bajas; piénselo antes de elegir otra administradora.
Elizabeth Albarrán
Ene 28, 2016 |
21:12

Cambiarse de administradora de fondos para el retiro (afore) es un derecho que tienen todos los trabajadores que ahorran para su pensión; pero cuando hay volatilidad en los mercados financieros, es recomendable que antes de tomar una decisión esté bien informado y tome en cuenta ciertos puntos que lo ayudarán a no cometer un error que afecte su jubilación.

Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), comenta que la volatilidad puede ser engañosa a la hora de revisar los rendimientos que ofrecen las afores.

Por ejemplo, explica que durante la crisis internacional del 2008, las adminitradoras de fondos para el retiro que tenían los rendimientos más bajos se ubicaron en los primeros lugares de utilidades para los trabajadores y ello se debía a que las inversiones que realizaban eran de corto plazo.

“Pero, si un trabajador decidió cambiarse de afore en septiembre del 2008 porque vio que otra afore daba mejores rendimientos, para febrero del 2009 se vino el rebote, y las afores que se ubicaron en los últimos lugares de rendimiento volvieron a ser las mejores”, añade Ramírez.

Detalla, entonces, que cambiarse de afore en tiempo de volatilidad tiene que ser pensado más de dos veces. Además, no hay que dejarse llevar o caer en pánico si la afore en la que está registrado percibió minusvalías.

Que una afore no presente minusvalías en volatilidad quiere decir que no está diversificando su portafolio de inversión y por eso da los rendimientos bajos.

Las afores que tienen diversificado su portafolio de inversión, cuando hay volatilidad en los mercados, suelen registrar minusvalías, pero como sus operaciones son con un horizonte de largo plazo, logran recuperarse en pocos meses.

“El problema de salirse de una afore en un periodo de volatilidad es que es muy fácil equivocarse porque la propia volatilidad puede ser una mala consejera para tomar decisiones en un objetivo a largo plazo”, dijo Carlos Ramírez.

Cambio de siefore, otra decisión de doble filo

Para definir cómo invertirán, las afores dividen en cuatro siefores básicas (SB) a los trabajadores: la SB1 es para quienes tienen 60 años o mayores, la SB2 para personas de entre 49 y 60 años, la SB3 es para trabajadores de entre 37 y 48 años, mientras que la SB4 están todos los que tienen menos de 36 años.

Pero ahora que los trabajadores también podrán cambiarse de sociedad de inversión especializada en fondos para el retiro (Siefore), es recomendable que considere los riesgos a los que puede estar expuesto su dinero.

Por ejemplo, si es un trabajador de 44 años que se ubica en la siefore Básica 3, pero desea los rendimientos que ofrece la Siefore Básica 4 que registra a los trabajadores menores de 36 años, tome en cuenta que si bien hay mayor utilidad, existen un mayor riesgo y mayor volatilidad en las inversiones.

“La Siefore 4 brinda mayores rendimientos porque el horizonte de inversión es de largo plazo: de 30 o más años. Y si está en la Siefore 1, las inversiones son de corto plazo y por tanto más conservadoras para no poner en riesgo el monto ahorrado”, explica el presidente de la Consar.

Ramírez agrega que es por ello que se ha decidido que para no impactar o poner en riesgo la cuenta de ahorro de los trabajadores formales, sólo se podrán cambiar de siefore una vez cada cinco años; mientras que el cambio de afore será una vez al año.

Afores siguen siendo la mejor opción

Si bien a finales del 2015 y principios de este año, el país ha percibido una significante volatilidad en los mercados financieros, el presidente de la Consar asegura que las afores siguen siendo la mejor opción para el ahorro de largo plazo.

“El premio que paga una afore se origina por el horizonte de inversión que tiene a largo plazo. Las personas se van a jubilar dentro de 20 o 30 años, las inversiones que realizan como en bonos M o CKD obtienen mejores rendimientos que si estuvieran en una aseguradora”, destacó Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En este sentido, Oliver Ambía, asesor financiero independiente del Tecnológico de Monterrey, coincidió y agregó que las siefores mantienen mejores rendimientos que los bancos u otros fondos de inversión, por lo que todavía son la mejor opción.

“Los rendimientos que se observaron son un espejo de la volatilidad que hubo en los mercados financieros a lo largo del 2015 (...) Los inversionistas de las siefores fueron perspicaces, si se comparan los rendimientos que dan las afores con respecto a los bancos u otros fondos de ahorro privados, las administradoras son las que salieron menos mal”, expresó.

Antes de cambiarse

Hay tres cosas que debe tomar en cuenta si está pensando en cambiarse de afore en un entorno de volatilidad en el país.

  1. Tómese las cosas con calma, si ve que una afore está teniendo mejores rendimientos que en la que está, considere que puede ser una administradora con menor diversificación en su portafolio de inversiones y que es probable que en el futuro vuelva a tener bajos rendimientos.
  2. Si pese a la volatilidad que hay ya está decidido a cambiarse de afore, no está de más que revise el historial de rendimientos que ha dado la administradora a la que emigrará, ello lo puede encontrar de manera muy fácil en el portal de Internet de la Consar.
  3. Tome en cuenta que el proceso de traspaso de una afore a otra puede tardar meses; entonces, quizá cuando ya esté registrado en la nueva afore, la volatilidad que hay ahora se habrá terminado, y usted dejó una administradora que le brindaba mejor beneficio.

elizabeth.albarrán@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios