Saque más provecho a sus ahorros
Cuando se habla de invertir se utilizan los términos corto, mediano y largo plazo. Estos términos podrían provocar confusión, ya que cada persona puede entenderlos de diferente manera, provocando que las personas inviertan más de lo que deberían en instrumentos o vehículos de mayor riesgo.
relacionadas
Regresando a lo básicoene 21, 2016 | 17:26
compartir

Cuando se habla de invertir se utilizan los términos corto, mediano y largo plazo. Estos términos podrían provocar confusión, ya que cada persona puede entenderlos de diferente manera, provocando que las personas inviertan más de lo que deberían en instrumentos o vehículos de mayor riesgo.

A continuación, los problemas de contar con una sobreexposición en su portafolio:

Cuando el inversionista se encuentra sobreinvertido en determinados instrumentos o vehículos de inversión, en épocas de volatilidad o ajuste de mercado, es probable que caiga en pánico y no tolere en lo más mínimo la minusvalía que pueda presentarse y decida retirar su dinero; generalmente optan por vender 100% de su posición, a pesar de que esto represente convertir esa minusvalía en una pérdida irrecuperable.

Contar con una subexposición en instrumentos o activos con mayor potencial de rendimiento también representa un problema, ya que el inversionista difícilmente logrará alcanzar su expectativa de rendimiento.

En vista de los problemas que puede provocar la ambigüedad de esos términos, he desarrollado una nueva técnica de diversificación de inversiones para que le sea más sencillo al público en general tomar su mejor decisión al momento de invertir.

La tesis de esta técnica es que todas las personas tienen necesidades, obligaciones y proyectos.

Con este fundamento, la nueva técnica de diversificación pretende lograr que cada inversionista logre identificar sus necesidades, sus obligaciones y sus proyectos, agrupándolos, y así poder definir el peso de cada uno de estos aspectos (rubros).

El rubro de necesidades considera aquellos compromisos a los que debemos hacer frente en un futuro cercano como el pago de servicios, también considera contar con una reserva para cubrir algún imprevisto o accidente.

El importe que indique este rubro podrá ser cubierto con instrumentos con duración de entre tres y seis meses, que puedan ofrecer disponibilidad frecuente de sus recursos y baja volatilidad.

Dentro de obligaciones, se pueden considerar aspectos como el pago de colegiaturas, pago anual de un club deportivo, vacaciones del siguiente año, etcétera. El importe que indique en este rubro podrá ser invertido en instrumentos con un horizonte de inversión de entre seis meses y tres años (recomendado).

En proyectos se consideran aspectos como la jubilación. Este porcentaje recomiendo sea destinado a instrumentos con un horizonte mayor a tres años, como podrían ser las acciones y vehículos de renta variable.

Para más detalle con relación a la toma de decisiones financieras, lo invito a consultar las siguientes obras: Nueva Base Contable, Nueva Mentalidad Contable y Estado de Cambios en la Situación Financiera, ambos de la autoría del C P Antonio Méndez Villanueva.

Recuerde, la nueva técnica de diversificación de inversiones consiste en la identificación de sus necesidades, obligaciones y proyectos, con el objetivo de evitar la subexposición o sobreexposición de los instrumentos que utilice para conformar su portafolio de inversión.

El autor es VP Product & Client Servicing-Asset Management BBVA Bancomer

client_servicing_am.mx@bbva.com

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de