Una póliza contra improvistos climáticos en su gran día
Una boda representa 
un gran gasto: protéjalo
Si la cultura del seguro continúa avanzando, es posible que en un futuro esta póliza se pueda contratar en México: Seguros S; por lo pronto aplica en lugares como EU y España.
Yael Córdova
Feb 11, 2016 |
20:34

Planear la celebración de boda es complicado y a ello hay que sumarle el gran desembolso que se requiere. ¿Se imagina que por azares del destino algo saliera mal y terminara por arruinar la fiesta que tanto tiempo, dinero y dedicación requirió? Sin duda sería algo frustrante. Por lo anterior y con el fin de amortiguar al menos el lado económico, ya existe el seguro para boda.

De acuerdo con un estudio de ComparaGuru.com, en México, el desembolso estimado para una boda no muy cara para aproximadamente 100 invitados —ya contemplando desde el anillo de compromiso hasta la luna de miel— puede llegar a costarle al menos 172,000 pesos.

Igal Rubinstein, socio director de 4P/MX, corporativo que opera a IRL y Seguros S, explicó que los seguros de bodas son productos que han sido diseñados para ayudar a sobrellevar los daños económicos ante eventualidades inesperadas el día de una boda.

Cabe destacar que desafortunadamente ésta es una protección que aún no se ofrece en nuestro país, pero está tomando una gran relevancia en España y Estados Unidos. El socio director de 4P/MX enfatizó que, en México, ya se puede ver que se está empezando a desarrollar una cultura de prevención, ya que hace algunos años era difícil de pensar que pudiera existir un seguro para bicicletas o para gadgets e, incluso, que la gente lo contratara; por ello creo que en un futuro se podría implementar el seguro de bodas en nuestro país, así como muchos otros que aún no existen.

“El sector asegurador está dispuesto a establecer nuevos productos siempre y cuando haya un formato de penetración y cobranza real para éstos”, afirmó.

Añadió que una de las coberturas básicas que incluye esta póliza es la cancelación de boda por accidente, enfermedad o condiciones climatológicas y que se deba posponer, en cuyo caso el seguro paga una indemnización según el monto por el que esté asegurado el evento.

Otra cobertura es la protección a invitados por accidente, la cual cubre cualquier lesión que llegue a tener alguna de las personas que lo acompañe en este día tan especial.

Muchas compañías ofrecen seguro de responsabilidad civil en una póliza separada, pero recuerde que las empresas que ofrecen las instalaciones para celebrar eventos suelen tener este tipo de seguro de responsabilidad civil por si llega a ocurrir algo.

Adicionalmente los novios pueden elegir coberturas adicionales como la que protege el desembolso en los servicios con proveedores, el cual cubre contra imprevistos tales como el incumplimiento por parte de los contratistas (encargados de la comida, pastelería, bebidas, florería etcétera). En cuyo caso, tan sólo con notificar el problema, la compañía de seguros se encargará de resolverlo. Por ejemplo, si el líder religioso o los músicos no llegan, el seguro también se encargará de enviar a su boda otras personas que desempeñen estas funciones.

Los imprevistos ocurren;¿Se imagina que horas antes de la ceremonia el vestido de la novia se rompiera? No hay que contemplar sólo la premura con la que necesitará un nuevo vestido, sino también la inversión importante que se está perdiendo en términos de tiempo y dinero; pues bien un seguro de bodas también tiene la cobertura adicional de la vestimenta, en la cual tanto el traje del novio como el vestido de la novia pueden asegurarse; ésta usa en caso de que se rompa o rasgue horas antes de la celebración de la boda. Lo que hace la aseguradora es enviar, en el menor tiempo posible, a una modista o hacer el reembolso si lo que prefiere es comprar de emergencia otro traje.

Por otro lado, si la ceremonia religiosa o la fiesta se planearon a la intemperie y debido a los cambios climatológicos imprevistos que se presentan últimamente el evento se ve mermado, la aseguradora podría ofrecerle un lugar extra o le puede dar una inmunización.

Como cualquier póliza, este producto también tiene restricciones, Igal Rubinstein informó que las aseguradoras que comercializan este tipo de seguro no cubren el robo de cualquier tipo de bienes como el auto o equipo de sonido, durante el evento. Tampoco cubre la cancelación de la boda en caso de que cualquiera de las dos partes, ya sea el novio o la novia, cambie de opinión y no quiera seguir con el compromiso.

Usted podría contratar este seguro hasta dos años antes de la realización de la boda o bien semanas antes de ésta. El costo depende del gasto que se esté empleando en la boda.

En tanto que las aseguradoras ofrecen este producto en México, usted debe ser lo más preventivo posible y cuidar su inversión, por lo que es recomendable que revise si tiene una cobertura a través de otros medios.

Por ejemplo: por usar su tarjeta de crédito puede tener asegurada la vestimenta, mediante la protección de compras protegidas; también es posible que el lugar en donde está contratando tenga su seguro con responsabilidad civil en caso de que algún invitado sufra un accidente, o bien, si el lugar del evento es a la intemperie éste puede contar con alternativas que eviten tener que cancelar su fiesta.

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN:
15/02/2016 17:24 horas,
Se corrige cargo de Igal Rubinstein.
mfh

0 Comentarios
Comentarios