Preferencias temporales definen patrones de pagos crediticios
A que cuanto mayor pasión sobre algo y mayor constancia y perseverancia para lograrlo tiene una persona es mayor la probabilidad de dejar de tener algún retraso y pasar a estar al corriente en los pagos, de acuerdo con especialistas.
Yael Córdova
Feb 23, 2016 |
12:46
relacionadas
compartir

El comportamiento de repago y el monto de endeudamiento de cada persona puede variar debido a las características de personalidad y las preferencias temporales que tienen, destacó un estudio desarrollado por investigadores del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) con el apoyo de Provident México.

Lo anterior, se refiere a que cuanto mayor pasión sobre algo y mayor constancia y perseverancia para lograrlo tiene una persona es mayor la probabilidad de dejar de tener algún retraso y pasar a estar al corriente en los pagos.

NOTICIA: Crédito vs débito: ¿qué tarjeta le conviene?

María José Roa, investigadora del CEMLA, detalló que las personas más responsables, diligentes y con más determinación son más proclives a tener sus finanzas en orden, y no incurrir en impagos en el tiempo.

“Por el lado de las preferencias, de nuestro análisis econométrico se deduce que los individuos que valoran más el presente o son menos pacientes desean deshacerse de (o pagar) sus deudas a tiempo”, mencionó.

NOTICIA: La importancia de 
invertir en el mundo

Alejandro Martí, director de Asuntos Corporativos de Provident, explicó que con este tipo de estudios académicos se intenta abrir el panorama con las microfinancieras con el fin de que la mora en ellos se reduzca pues ayuda a conocer a las personas y los factores que afectan un pago recurrente.

Añadió que la tecnología está cambiando y está teniendo exigencias diferentes lo que hace que se busque una innovación constante en productos financieros y la gestión de ellos.

NOTICIA: Conozca los pros y contras de sus inversiones actuales

Destacó la importancia de la educación financiera desde pequeños, “los niños no tienen acceso a la educación financiera, ejemplo de ello es que si queremos dar un curso en una escuela la SEP requiere de un permiso especial pues es un curso que no contempla el plan de estudio regular".

Concluyó que hay una brecha muy grande entre el mejor momento para aprender educación financiera y el momento en que se comienza a hacerlo, pues si bien los patrones cognitivos se adoptan hasta los 8 años de edad cuando una persona empieza a interesarse en aprender a manejar su dinero es cuando comienza a trabajar.

mac

0 Comentarios
Comentarios