Ahorrar en fondos de inversión o en las siefores
Conozca las ventajas que tiene ahorrar en su cuenta 
individual administrada por su afore frente a hacerlo
en un fondo de inversión.
compartir

Una duda recurrente entre las personas que desean ahorrar es decidir en qué vehículo financiero hacerlo.

¿Cuáles son las principales diferencias y similitudes entre un fondo de inversión y las siefores?

Tanto los fondos de inversión como las sociedades de inversión de fondos para el retiro (siefores) del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) son entidades que reúnen el ahorro de muchas personas, para colocarlos en una cartera que se puede componer de diferentes vehículos de inversión, como bonos, acciones, instrumentos estructurados, divisas, etcétera. Conforme aumenta el número de individuos que participan, se obtienen ventajas en comparación a si se realizara de forma individual, como menores costos y la posibilidad de acceder a portafolios de inversión más diversificados.

En contraste, los fondos de inversión pueden ofrecerlos distintas operadoras como bancos, casas de Bolsa, etcétera, mientras que las afores son los únicos gestores de las siefores.

Los fondos de inversión pueden ser únicamente de renta fija (bonos) o renta variable (acciones), mientras que las siefores tienen siempre portafolios diversificados. Este factor es importante porque un trabajador requiere tener un mayor conocimiento del sistema financiero para decidir entre qué conjunto de fondos de inversión invertir, por lo que es responsable de su nivel de diversificación, mientras que el SAR ofrece portafolios ya diversificados en función de la edad del trabajador.

¿Qué ventajas ofrece ahorrar en tu cuenta individual del SAR?

Por ley, un trabajador puede invertir desde 1 peso depositándolo directamente en el centro de atención de la afore, 50 pesos en una tienda de conveniencia o 100 pesos vía depósito bancario. En contraste, los fondos de inversión requieren una inversión inicial desde 1,000 pesos, aunque también existen algunos que requieren más de 50,000 pesos para entrar en el fondo.

En una afore, a partir del primer peso tiene acceso a un portafolio diversificado con todo tipo de vehículos de inversión. En contraste, se requieren mayores sumas de dinero en un fondo de inversión para tener acceso a los mismos.

Los fondos de inversión son una alternativa para quienes son capaces de gestionar la información de mercado y tiempo para ajustar periódicamente las cantidades que tienen invertidas en cada uno. En las siefores, los trabajadores no requieren tener dichos conocimientos sofisticados, puesto que la gestión de recursos está en manos de grupos especializados de inversiones, encargados de monitorear el mercado y cuyas decisiones son auditadas y supervisadas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de