PAÍSES SUDAMERICANOS y Territorios LOCALES, opciones QUE SE FORTALECEN
Destinos para vacacionar ante un dólar caro
Viajar con un tipo de cambio tan conflictivo puede ser una oportunidad para explorar otros lugares fuera y dentro del país.
relacionadas
compartir

No es un secreto el veloz fortalecimiento que ha tenido el dólar durante el último año, ya que desde febrero del 2015 ha encarecido en más de 24%, pasando de 14.77 a 18.34 pesos por unidad, según cifras del Banco de México.

Por ello, si planea un viaje de placer que requiera el uso de dólares, quizá debería reconsiderar la elección de su destino.

En este sentido, y debido a la fuerte devaluación que han sufrido en sus respectivas monedas, países como Brasil, Colombia y Argentina se han convertido en los destinos más atractivos al sur del continente, coinciden especialistas del sector turístico.

Sudamérica: la devaluación juega en favor del turista

El caso de Brasil es uno muy particular, ya que si bien la realización de los Juegos Olímpicos este año en Río de Janeiro encarecerá los viajes a esta ciudad y a São Paulo, existen alternativas en aquel país para vacacionar a menor precio en pleno certamen.

“En la temporada en la que son las Olimpiadas sucede un efecto doble. La justa olímpica está concentrada en dos ciudades: Río de Janeiro y São Paulo, por lo que el resto de las ciudades —si bien no registran una mayor demanda— son una oportunidad de viaje para los mismos brasileños y extranjeros”, detalla David Rebolledo, director de BestDay.com.

Viajar a ciudades periféricas como Brasilia o Fortaleza, que también son vacacionales, está orientado a otro mercado que no tiene posibilidades o interés en las Olimpiadas por los altos costos dolarizados, añade el directivo, por lo que están bajando sus precios.

Respecto del mercado colombiano, Oriol Cortés, director de Marketing & E-Commerce en Mundo Joven Group, puntualiza que éste mercado “se ha devaluado 100% frente al dólar; sin embargo, los costos siguen siendo los mismos en pesos colombianos, lo que provoca que estos destinos sean de 10 a 15% más baratos al ser economías cuya exposición frente al dólar es peor”. Aunado a ello, la competencia entre aerolíneas en aquel país ha convertido a Colombia en un destino atractivo.

Otros destinos que podrían ser de interés son: Canadá, debido a que ha mantenido sus precios y es un país relativamente cercano, y la región sureste de Asia, que ha sido muy económica en comparación con los estándares de Occidente, y que a pesar de encarecer un poco resulta más económico que otros destinos en dólares, refieren los especialistas.

Por otra parte, y debido a su dramático fortalecimiento, el dólar está casi a la par del euro (actualmente en menos de 20 pesos), por lo que si considera Estados Unidos para sus vacaciones, viajar a Europa podría tener un costo similar y, por ello, ser un destino factible.

“Un nicho particular que tiene las posibilidades de tener vacaciones más largas prefiere ir a Europa en vez de Estados Unidos porque es prácticamente el mismo costo”, enfatiza Rebolledo.

Una oportunidad de redescubrir México

Otra opción para vacacionar en los próximos meses es el mercado local, ya que el turismo nacional se ha mantenido firme ante amenazas externas, por lo que es un buen momento de redescubrir México, coinciden expertos del sector.

“Si bien los mexicanos no han dejado de visitar destinos internacionales, han disminuido los viajes hacia el exterior, marcando una tendencia clara sobre sus preferencias por visitar destinos nacionales, pues los servicios turísticos en nuestro país se vuelven más atractivos tanto para los mexicanos como para los extranjeros”, refiere Gabriel Rosillo, gerente de Mercadotecnia de Despegar.com.

Viajar a Estados Unidos continúa siendo el destino internacional preferido por los mexicanos, añade el directivo; sin embargo, actualmente viajar a aquel país es 20% más costoso en comparación con el 2014. “Hace dos años, 60% de nuestros viajeros elegía un destino internacional; hoy es sólo 32%, y 68% prefiere destinos nacionales, tendencia que se mantendrá hasta llegar a una estabilidad cambiaria que el viajero pueda asimilar con mayor confianza”, detalla.

Por su parte, Rebolledo refiere que en la industria la mayoría de los servicios se contrata en monedas locales, por lo que los hoteles y aerolíneas en México tienen los precios en pesos mexicanos.

Asimismo, si bien por el momento no se prevé un aumento en los precios de viaje al interior del país, durante el segundo semestre se vaticina un alza debido a los recientes ajustes económicos.

En tanto, Rosillo recomienda anticipar la compra de sus boletos, pues reservar al menos nueve semanas previas a la fecha de salida puede significar un ahorro de hasta 30%, aun en temporada alta.


juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de