¿Cómo administrar gastos para incrementar ahorro?
La publicidad, la moda y las ofertas son factores que desvían a las personas de sus objetivos; una de las mejores soluciones para hacerles frente es la planeación previa del consumo.
compartir

Es posible incrementar el nivel de ahorro con estrategias para mejorar la forma en que administra su gasto.

En la encuesta “Ahorro y futuro, ¿cómo piensan los mexicanos?”, se revela que entre las principales causas por las que no se ahorra se encuentran contar con recursos limitados, falta de planeación y tener gastos no controlados.

Cuando una persona gasta de forma no planeada, suele consumir productos que realmente no desea, utilizando recursos que podrían destinarse al ahorro y la inversión.

¿Cómo controlar mis hábitos de consumo desordenado?

De acuerdo con la encuesta “¿Son las mexicanas consumidoras compulsivas?” de la Revista del Consumidor de la Profeco, 59% de las mujeres encuestadas reconoce haberse arrepentido de realizar una compra, ya sea porque no lo necesitaba (33.1% de la muestra) o porque excedía su presupuesto (como señaló 36.5 por ciento).

Además, 54% terminó gastando más de lo esperado cuando se le presentó una oferta.

La publicidad, la moda y las ofertas son factores que desvían a las personas de sus objetivos de gasto.

Una de las mejores soluciones para hacer frente a este tipo de situaciones es la planeación previa del consumo. Para realizarlo recomendamos seguir los siguientes pasos:

1. Identificar la naturaleza de los gastos que realiza periódicamente, separando aquellos que son indispensables (alimentos, pagos de alquiler, etcétera) de aquellos que no lo son.

2. Armar una lista del presupuesto mensual, en la que deberá asignar los montos máximos de sus gastos. Recuerde que la asignación de ahorro debe ir en primera línea.

3. Evite visitar centros comerciales y autoservicios si no tiene realmente planeado realizar una compra.

4. Las ofertas únicamente lo son si generan ahorro en los gastos que tiene programados. En otro caso, sólo representan gastos adicionales que bien podría destinar al ahorro.

5. Si logra descuentos o promociones sobre los artículos que forman parte normal de su presupuesto, dirija esa diferencia a su vehículo de ahorro.

6. Recientemente, tiendas de autoservicios han abierto la opción de ventas vía telefónica o por medio de Internet.

Ésta puede ser una muy buena opción para comprar los artículos específicos que desea, evitando así comprar otros artículos no considerados.

7. Reflexione sobre las promociones: Es frecuente que las promociones que incluyen un descuento en porcentaje (10%, 15%, etcétera) sean mejores que aquellas promociones que ofrecen comprar más producto (compre dos y llévese tres).

Utilice la calculadora de su celular para identificar el precio unitario de todo el producto que se lleva.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de