facilitan el acceso al e-commerce
Tarjetas, motor de la inclusión financiera
En América Latina ha habido grandes avances para acceder a más servicios financieros.
compartir

Las tarjetas, tanto de débito como de crédito, se han convertido en un motor de la inclusión financiera, que ha permitido a la población, particularmente latinoamericana, acceder a las ventajas del comercio electrónico.

“Buena parte de los países latinoamericanos se encuentran promoviendo reformas regulatorias que potencien la inclusión financiera, muchas de ellas procuran incorporar innovaciones relacionadas con los medios de pago electrónico, para que estos contribuyan a avanzar en el camino hacia una sociedad sin efectivo o, al menos, con menor dependencia de éste, para un amplio segmento de la población de los estratos más bajos de ingreso”, refiere el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2015.

Tecnología, punto de apoyo

En América Latina, si bien se ha mostrado una mejora significativa en los últimos años, el grado de inclusión financiera es todavía moderado, añade el documento, ya que apenas 51% de los mayores de 15 años son titulares de una cuenta de ahorro en una entidad formal en el 2014 (39% registrado en el 2011) y esto es aun menor en los hogares más pobres (41 por ciento).

“Destacan las transferencias electrónicas inmediatas (faster payments); el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico. El impulso a la inclusión financiera a través de la mejora de las redes de adquirencia es también un pilar en el que se sustenta la innovación”, refiere el informe.

En tanto, el documento añade que el elevado nivel de aceptación de tarjetas en México sitúa al país en segunda posición en aceptación de tarjetas (por detrás de Brasil), y rompe la pauta observada en el resto de países de relación entre tenencia y aceptación de tarjetas de pago, demostrando que México cuenta con un sector formal de comercio minorista muy avanzado, próximo a los países líderes de la región, mientras que por tenencia de tarjetas en la población (39.7%) el país se sitúa en cuotas bajas, por debajo de Chile y Colombia.

Tarjetas, en ascenso

El número de operaciones de compra realizadas en México con tarjetas de débito aumentó 21% en el 2014, un ritmo muy por encima del registrado en plásticos de crédito, que fue de 5.5 por ciento.

Este crecimiento se dio en 30.2% para el sector de débito, en el que se contabilizaron 134.5 millones de tarjetas, y de 10.4%, en cuanto a los plásticos de crédito, los cuales ascienden a 28.5 millones de tarjetas, lo que da un total -en ambos productos financieros- de 163 millones de tarjetas.

juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios