La mujer y el ahorro 
en México
Se estima que 56% de las mujeres mexicanas espera financiarse con la pensión de su cónyuge y 35% con 
apoyos de algún otro familiar.
compartir

La baja participación en el mercado laboral formal, la responsabilidad de la administración del hogar y transferir a la familia los gastos en la vejez son factores que dificultan el ahorro de las mujeres mexicanas.

¿Cuál es la capacidad de ahorro de las mujeres bajo las condiciones laborales en el país?

La capacidad de ahorro de las mujeres depende fundamentalmente de las posibilidades del mercado laboral para obtener un ingreso. De acuerdo con las series de encuestas de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Ahorro y Futuro, cerca de 46% de las mujeres tiene un empleo remunerado, mientras que 38% se dedica a las labores del hogar. Además, tan sólo 41% de las mujeres ha contribuido a algún esquema de seguridad social en el país (IMSS, ISSSTE, universidades, estados, etcétera), por lo que a pesar de trabajar, no están ahorrando para su retiro.

Esta situación hace patente la urgente necesidad de discutir la dirección de la política pública, para fortalecer la participación de las mujeres en la seguridad social y que además en lo particular se tomen las medidas contingentes para compensar el rezago en los niveles de ahorro que observa este grupo.

¿Qué hábitos pueden modificar las mujeres para mejorar la forma en que ahorran?

Además del mercado laboral, existen factores culturales actuales que disminuyen la intención del ahorro entre las mujeres; el principal es transferir a la familia la responsabilidad de su manutención en la vejez.

Lo anterior, luego de que se estima que 56% de las mujeres espera financiarse con la pensión de su cónyuge y 35% con apoyos de algún otro familiar. Sin embargo, factores como la disminución en el número de hijos que tienen actualmente las parejas (promedio de seis hijos en 1960 a dos en el 2015) presionarán la disponibilidad de recursos familiares.

A continuación, dos recomendaciones para mejorar el ahorro de las mujeres.

  1. Fondo personal. Dirigir una parte del ahorro a construir un patrimonio propio en la cuenta individual de ahorro para el retiro. Esto es especialmente importante cuando la mujer se dedica únicamente al cuidado del hogar.
  2. Distribución equitativa de los gastos familiares. Las familias transfieren responsabilidades como el cuidado de niños y ancianos a las mujeres. Al rededor de 61% de las estudiantes universitarias piensa que es probable o muy probable que esto suceda en el futuro. En este tipo de arreglos familiares, se debe exigir a todos los miembros de la familia la cooperación por igual en recursos y tiempo, de forma que se permita a las mujeres administrar sus propios bienes.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones, visite la página de Internet: www.amafore.org.

0 Comentarios
Comentarios