Utiliza los beneficios 
de tu tarjeta de crédito
Muchos no conocen a detalle su tarjeta de crédito y desaprovechan algunos servicios.
Joan Lanzagorta
Mar 14, 2016 |
21:09
compartir

Muchas personas satanizan las tarjetas de crédito porque se han endeudado fuertemente con ellas y, por lo tanto, no quieren saber más de este instrumento.

Sin embargo, lo que no debemos olvidar es que éstas son sólo una herramienta. La manera de utilizarlas depende enteramente de nosotros y de nadie más. Como con cualquier aparato manual o eléctrico, si no las usamos correctamente, nos pueden resultar contraproducentes e incluso, peligrosas.

Cuando usamos mal las tarjetas de crédito —es decir, como una extensión de nuestro ingreso— nos acostumbramos a gastar más de lo que ganamos. Cada mes pagamos los mínimos, entonces no nos damos cuenta.

No obstante, el saldo acumulado crece y, con él, la cantidad que tenemos que pagar, hasta que la deuda se hace demasiado grande.

Cuando eso sucede, el golpe de realidad es demasiado fuerte. Ya estamos acostumbrados a un tren de vida que no podemos pagar. No sólo tenemos que enfrentar la deuda —los pagos mínimos son ya muy altos para nuestra capacidad de pago— sino también disminuir fuertemente el gasto que realizábamos, lo que se hace muy difícil.

Los beneficios desaprovechados

El buen uso de las tarjetas nos puede ayudar mucho. Por ejemplo: pueden ser una fuente de financiamiento gratuito hasta por 50 días, ya que si pagamos la totalidad de las compras que realizamos en el periodo antes de nuestra fecha límite de pago, no generan intereses. De esta forma, nos permiten administrar de mejor manera nuestro flujo de efectivo.

Además, su uso adecuado nos ayuda a construir un buen historial crediticio, que nos puede abrir las puertas a créditos futuros en las mejores condiciones posibles, como el caso de uno hipotecario, por ejemplo, con la tasa de interés más baja.

Por otro lado, muchas tarjetas de crédito incorporan seguros que pueden ser muy importantes, como el de garantía extendida, que en muchos casos nos duplica la garantía original de los productos adquiridos con ellas, sin costo adicional.

También está el de compra protegida, que cubre nuestras compras por robo o daño accidental, por un periodo entre 60 y 90 días a partir de la compra, dependiendo del banco y del producto que hayamos contratado.

Si somos viajeros, algunas tarjetas nos brindan asistencias que en una emergencia pueden resultar invaluables; o nos permiten ahorrar al rentar un automóvil, si es que incluyen seguro de autos rentados (se activa al declinar el que ofrece la arrendadora, el cual suele ser carísimo; a veces cuesta más que la renta diaria de la unidad).

Claro: no todas las tarjetas incluyen estos beneficios. Por eso hay que comparar y elegir aquella que se adapte mejor a nuestras necesidades.

Adicionalmente, están los programas de recompensas asociados a muchas tarjetas de crédito. Hay varios y de distintos tipos: unos con beneficios bastante limitados (aunque los mercadean bien), y otros que pueden ser mucho más generosos con los tarjetahabientes. Algunos bancos cobran una cuota adicional por la inscripción a estos programas; en otros está incluida.

Finalmente, en las tarjetas para clientes de mayor nivel de ingresos suele haber beneficios de alto valor agregado enfocados a este segmento de la población, por ejemplo, el acceso a un concierge que nos puede ayudar en una gran variedad de situaciones: desde la simple reservación de un restaurante, hasta conseguir artículos difíciles de encontrar en todo el mundo. O bien, una tarjeta priority pass, que nos permite acceso a salas VIP en muchos aeropuertos alrededor del mundo de manera totalmente gratuita, sin importar la línea aérea o la clase en la que viajamos.

Mucha gente no conoce todos los beneficios que ofrece su tarjeta de crédito y, por lo tanto, no los aprovecha. Si es tu caso, visita la página de Internet de tu banco, o bien, acude a una sucursal y solicita información detallada. Es obligación de la entidad entregarla.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.
Twitter: @planea_finanzas

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de