Los complejos retos que enfrentarán los jóvenes
Esta generación enfrenta desafíos de dimensiones que ninguna otra en el país ha encarado.
compartir

La juventud es el suplemento vitamínico de la anémica rutina social.
Fernando Savater, novelista y 
filósofo español

El día de hoy tuve la oportunidad de dar una conferencia ante jóvenes estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey, campus Toluca, organizada por el capítulo universitario del IMEF en esa institución educativa.

Conversé con un nutrido grupo de jóvenes preocupados por conocer los temas que serán determinantes en el desarrollo de su vida personal y profesional futura.

Muchos de los retos que enfrentarán se derivan de los profundos cambios sociodemográficos y económicos que han transformado su entorno haciendo que sea muy diferente del que enfrentan y enfrentaron sus padres, por lo que afectará sus necesidades de planeación financiera.

Cambio de hábitos

Cambios en la esperanza de vida, en el patrón de número de hijos y de edad de matrimonio, así como en la probabilidad de divorcio, son factores que afectarán su vida futura y sus necesidades financieras en las distintas etapas de su vida adulta.

El tema del retiro será para ellos mucho más complejo, sobre todo si persisten las distorsiones actuales de edad de retiro y nivel de contribución.

También existen cambios importantes en materia de género que si bien, por un lado, permiten incrementar notablemente la participación de las mujeres jóvenes, por el otro, siguen manteniendo profundas barreras de discriminación de género laboral que afectan su capacidad de desarrollo profesional.

Otro elemento de diferencia importante para los jóvenes de hoy es reconocer que ellos no han enfrentado un entorno de crisis como las que vivieron generaciones previas, escenarios caracterizados por fenómenos inflacionarios, que son los grandes destructores del ingreso real de las familias. También enfrentan un entorno de bajas tasas de rendimiento, que afectan la predisposición de las personas para ahorrar e invertir.

En el tema de educación hay un sistemático crecimiento de la proporción de jóvenes que accede a educación superior, pero, ante las carencias en la generación de empleos adecuados, ello incrementa el margen de competencia en el medio laboral. Adicionalmente, se ha incrementado la población de jóvenes que no encuentran empleos ni están en un proceso de educación o formación (los ninis).

Destaqué también que las tasas de empleo son mayores para aquellos jóvenes que cuentan con educación superior y que dicho nivel incrementa la posibilidad de alcanzar una remuneración hasta una y media veces superior a la de la población que no cuenta con ese nivel educativo.

La población mexicana joven tiene profundas carencias en conocimiento financiero y prácticas financieras adecuadas, lo que hoy compromete su posibilidad de alcanzar el bienestar financiero futuro. Hay que destacar que la formación de hábitos de ahorro y de mejores prácticas financieras no pasa necesariamente sólo por el conocimiento financiero; requiere, como toda actividad, de una práctica sistemática para formar hábitos que se mantengan a lo largo de la vida.

Retos sin precedentes

Esta generación de jóvenes enfrenta retos de tal dimensión, que ninguna generación previa del país ha enfrentado algo similar. Deberán permanentemente mantener una visión de actualización profesional, además de los estudios superiores, que les permita mejorar sus capacidades para enfrentar la compleja vida laboral.

Las transformaciones aceleradas en el campo profesional representarán retos adicionales. La tendencia internacional de automatización de procesos afectará el medio laboral (y no solamente en sectores tradicionales como la manufactura) generando presiones adicionales en la estructura del empleo.

Difundir entre los jóvenes estos cambios, que los obligan a transformar la manera en la que abordan su vida financiera, y sensibilizarlos de la importancia de asumir desde muy temprana edad la responsabilidad de su futuro financiero es tarea de la sociedad y de las instituciones.

De no hacerlo, estaremos creando una pesada carga que afectará su potencial desarrollo, bienestar y felicidad futura.

El autor es politólogo, mercadólogo, especialista en economía conductual y Director General de Mexicana de Becas, Fondo de Ahorro Educativo.
Síguelo en Twitter: @martinezsolares

0 Comentarios
Comentarios