aproveche que los NIÑOS SON MÁS RECEPTIVOS al aprendizaje
Fortalezca los conocimientos financieros desde la infancia
Es recomendable conocer la manera correcta de hablar con sus hijos del dinero.
Juan Tolentino Morales
Abr 26, 2016 |
22:47
relacionadas
compartir

El momento más eficaz para incentivar comportamientos financieros prudentes, sanos y enfocados en lograr metas comienza desde una temprana edad, por lo que es de gran importancia apoyar a los pequeños en el manejo de su dinero, exhortaron diversas especialistas.

“El momento más efectivo para hablar de educación financiera es la infancia, es parte de la alfabetización de las personas. Pensamos que es de mala educación hablar de dinero, pero hacerlo es hablar del bienestar de las familias”, dijo Silvia Singer, directora general del Museo Interactivo de Economía (Mide).

Durante la presentación del programa Sueña, Ahorra, Alcanza: Fortalecimiento financiero para las familias, en colaboración con MetLife Foundation y Sesame Workshop, se mencionó que para incrementar el conocimiento sobre estrategias financieras en las familias mexicanas, debe comenzarse por definir metas y buscar realizarlas mediante una planeación en las finanzas en el hogar.

En esta iniciativa, con la ayuda de un grupo de asesores y especialistas globales y locales, se busca brindar a los niños información asequible, comprensible y de manera dosificada, ya que en esta etapa, en la que son más receptivos al aprendizaje, resulta conveniente dar una buena educación sobre el manejo de sus recursos.

Por ello, el programa que ofrecen estas actividades se basa en tres elementos clave, que pueden ser una guía para que usted hable de finanzas con sus hijos.

El primero es tener una actitud positiva que signifique tener confianza y aspiraciones, ya que, según la guía para madres, padres y cuidadores de MetLife Foundation, ayudar a los pequeños a definir sus metas los fortalece para que puedan empezar a planear cómo alcanzarlas, con una actitud confiada, ya que el camino puede parecerles muy largo, debido a que en la infancia se está habituado al corto plazo.

El segundo elemento clave se basa en conocer comportamientos relacionados con la autorregulación y funciones de ejecución (control consciente de los pensamientos, sentimientos y acciones) que ayuden a establecer, planear y alcanzar objetivos.

“En esta etapa son cosas muy sencillas (las que debe proponerse el niño), pero si les enseñamos a diferenciar entre necesidades y deseos, les ayudará a que cuando crezcan tomen decisiones para un mejor control de su presupuesto”, dijo al respecto Nalleli García Gutiérrez, coordinadora de Fundación MetLife México.

Si los niños desarrollan bases sólidas que los orienten a tomar decisiones financieras inteligentes, les ayuda a poner en una balanza las condiciones positivas y negativas de una situación y a decidir los siguientes pasos de forma más efectiva, añadió García Gutiérrez, algo que puede ser ilustrado con la meta que un niño quiere, y cómo el ahorro puede ser una de las maneras ideales para alcanzarlo.

El último elemento que es recomendable tomar en cuenta a la hora de hablar de finanzas con sus hijos es el de contar con los conocimientos y la información necesarios para lograr el fortalecimiento financiero, que puedan ayudarle a alcanzar lo que se plantea.

Para ello es recomendable hablar con los niños del ahorro, pero también del gasto y otros aspectos como ser compartidos, todo con un lenguaje adecuado para facilitar el diálogo, ofreciendo estrategias efectivas para gastar, ahorrar y compartir, recomienda la guía de MetLife Foundation.

Haga a sus hijos partícipes de las decisiones financieras

Aunque las lecciones pueden ayudar a los niños en el manejo de su dinero, es hasta la práctica que afrontan los verdaderos retos, por lo que se exhorta a los padres a hacer a los pequeños de la casa partícipes de la planeación del presupuesto familiar.

“La educación financiera no es enseñarles a los niños a comprar, estoy convencida de que es planeación en familia; si los niños tienen metas a corto plazo, es debido a que su vida ha sido muy corta, han pasado muy poco tiempo con nosotros, pero sus papás no, y si los niños pudieran escuchar las conversaciones de sus padres (de presupuesto familiar) donde las metas son a mediano y largo plazos, entrarán en esa mentalidad”, refirió la directora del Mide.

Por ello, si los padres buscan que sus hijos sean partícipes activos de las decisiones financieras familiares, podrían tener una noción más cercana de lo que representa el dinero y, sobre todo, por qué debe administrarse apropiadamente.

“Fomentar la inclusión financiera y utilizar servicios financieros formales pueden mejorar la calidad de vida de una persona si sabe utilizarlos. Los niños no suelen planear para hoy, debido a que ven sus metas muy lejanas, pero cuando sean mayores deben conocer las soluciones para enfrentar un problema financiero”, concluyó García Gutiérrez.


juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de