SE DISPARAN quejas de POSIBLES FRAUDES Y CLONACIONES
Tarjetas de débito casi igualan en reclamaciones a las de crédito
Las inconformidades sobre estos plásticos mantienen una tendencia al alza, contrario al caso de las de crédito.
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Mientras que las tarjetas de crédito han mantenido una cuota de reclamaciones a la baja (tanto por posibles fraudes como por concepto de clonación), el caso de las tarjetas de débito es el contrario: las reclamaciones van al alza, e incluso están por alcanzar el nivel de inconformidades de los plásticos de crédito.

De acuerdo con información obtenida vía Transparencia por El Economista, del 2012 al 2016 las reclamaciones por posible fraude en tarjeta de débito han aumentado 62.5%, y las inconformidades por clonación se incrementaron 57.41% en el mismo periodo.

En contraste, las quejas por fraude en tarjetas de crédito disminuyeron 28.70% en el mismo periodo, mientras que las inconformidades por clonación bajaron 18.46%, mostraron datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Aunque las reclamaciones en tarjetas de crédito siguen superando a las de débito, la brecha es considerablemente menor a la vista hace algunos años.

En el 2012, las reclamaciones contra tarjetas de crédito fueron 51.79% mayores que las de débito en el rubro de clonaciones; para el 2016, la diferencia fue de 6.93 por ciento. De manera similar, en el rubro de fraudes, las quejas de tarjetas de crédito superaron a las de débito por 65.25% en el 2012, mientras que en el 2016 la diferencia fue de 20.78 por ciento.

Cabe mencionar que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, el segundo motivo por el cual la gente utiliza el efectivo es que las tarjetas de débito le dan desconfianza. Además, este es el medio de pago preferido por los mexicanos, sólo por detrás del efectivo.

Consumos no reconocidos lideran quejas

Los consumos no reconocidos por el usuario han sido la mayor causa de reclamación, tanto en tarjetas de crédito (17,695 quejas en el 2016) como de débito (12,776).

En el caso de los plásticos de débito, a los pagos no reconocidos le siguieron disposición de efectivo en ventanilla no reconocido (5,211 reclamaciones) y la transferencia electrónica no reconocida (1,073).

Además, los consumos vía Internet sin reconocer (468), la inconformidad por cargos no reconocidos en la cuenta por otras Instituciones financieras (como aseguradoras y sofomes) (338), la inconformidad con el cobro de productos o servicios no contratados por el usuario (124) y los cargos no reconocidos a través de la utilización del NIP en Terminal Punto de Venta (103) también generaron reclamaciones ante la Comisión.

Aunque la Condusef recomienda más el uso de débito que del efectivo por las facilidades para la administración de gastos, es importante tener en cuenta que el banco no está obligado a hacer una devolución de dinero en caso de clonación, a menos que se tenga un seguro contratado.


juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de