¿Qué hay de nuestra jubilación millennial?
Es muy común encontrar un mundo laboral en donde han aumentado los empleos por outsourcing, trabajos freelance, proyectos de emprendimiento con diversos esquemas de pago y en consecuencia, tenemos más incertidumbre sobre el retiro.
Ruy Alonso Rebolledo
Jul 17, 2017 |
16:04
Foto: Reuters

Este no es un tema nuevo para ninguno de nosotros. Mucho se habla del tema pero hay muchas variantes que no nos hacen entender lo que enfrentamos como generación. Aunque no hay precisión o consenso respecto de las fechas de inicio y fin de esta generación, si naciste entre 1981 y 1997, tienes que prepararte desde hoy para tú jubilación.

Somos una generación que el Centro de Estudios Pew catalogó como desapegados a los modelos tradicionales de política, economía y a las religiones, estamos unidos por las redes sociales, hundidos en deudas, somos desconfiados, no tenemos prisa para casarnos, somos optimistas sobre el futuro y racialmente somos la generación más diversa. A todo esto hay que sumarle que queremos cambiar el modelo de la fuerza laboral y, en México, no podemos confiarnos enteramente de que nuestro sistema de pensiones nos dará las herramientas para jubilarnos como quisiéramos.

NOTICIA: Educación y flexibilidad, claves de la seguridad financiera de Millennials

Los millenials hemos encontrado una situación económica mundial adversa y por demás complicada si se le compara con la situación que enfrentaron nuestros padres. Los bajos niveles de empleo e ingresos ahora nos mantienen con menos dinero, endeudados por la adquisición de préstamos estudiantiles, lo que provoca que retrasemos notoriamente los compromisos que antes se adquirían con más facilidad como la compra de bienes raíces.

Los millennials enfrentamos también mayores dificultades e incertidumbre económica, por lo que el banco de inversión Goldman Sachs calculó que la edad promedio para adquirir un bien inmueble para esta generación pasó de ser a los 25 años a los 45.

Además, tanto la dinámica como las posibilidades de trabajar moldearon los esquemas de empleo. Es muy común encontrar un mundo laboral en donde han aumentado los empleos por outsourcing, trabajos freelance, proyectos de emprendimiento con diversos esquemas de pago y en consecuencia, tenemos más incertidumbre sobre el retiro.

LISTA: Las 10 compañías en las que los millennials desean trabajar

A esto hay que sumarle que no todos sabemos del tema y parece que muchos lo ven como un problema lejano en el tiempo. Según los datos de la encuesta ¿Qué piensan los millennials mexicanos del ahorro para el retiro? de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), 5 de cada 10 entrevistados no respondió correctamente a preguntas básicas sobre finanzas (interés compuesto, tasa de interés e inversión) y, si bien existe interés por nuestra parte para jubilarnos, la previsión del futuro no se ve reflejada en las acciones concretas que tomamos.

Los millennials miramos un retiro con una jubilación pequeña. Estamos hablando de que no tendremos acceso a una Pensión conforme a la Ley del Seguro Social de 1973, bajo la cual las remuneraciones eran significativamente superiores, o porque trabajamos en esquemas de empleos semi-informales, provocando que no coticen de manera constante a lo largo de su vida, sino que lo hacen de forma intermitente generando un reducido ahorro, o porque la expectativa de vida ha aumentado significativamente.

Los millenials que cotizamos en el IMSS, tendremos que hacer un esfuerzo mayor que aquellos que recibirán los beneficios de una pensión conforme a la Ley del Seguro Social de 1973 ya que nosotros iniciamos a trabajar con la del 1 de julio de 1997.Esta Ley evita que el gobierno utilice los recursos de los trabajadores para otros fines, pero no ha aumentado el monto de las contribuciones obligatorias, que establece como requisito 1,250 semanas de cotización, es decir, aproximadamente 25 años de trabajo y que por ende no asegura un ingreso mensual suficiente para un nivel de vida desahogado durante la vejez.

NOTICIA: Jóvenes desean emprender más que laborar en empresas

Todos los que hayamos comenzado a cotizar en el IMSS después de 1997 nos jubilaremos sólo con los recursos que hayamos acumulado en una afore y estos serán insuficientes. Debido a la grave crisis que enfrentamos los mexicanos en su momento y que la deuda del sistema de pensiones aún es enorme, el Estado no podría regresar al esquema anterior. Actualmente la mayor contribución del gobierno consiste en comunicar la situación a los trabajadores e incentivar el ahorro voluntario.

Los únicos que podemos hacer algo para asegurar un mejor futuro, somos nosotros como cotizantes. Debemos hacer aportaciones voluntarias a nuestra Afore (los que tenemos) y ahorrar. Las empresas podrían aportar otra parte como una prestación adicional, algo que no es común porque los empleados a veces preferimos tener un mejor nivel de vida en el día a día, que ahorrar. Así que las empresas ofrecen más como sueldo y menos en inversión.

A menos de que hagamos conciencia esta será la realidad de muchos de nosotros. En el mercado financiero existen diferentes opciones para invertir en nuestro futuro, como planes privados de ahorro complementarios al esquema individual obligatorio, planes de ahorro de acuerdo con la planeación financiera personal y las aportaciones adicionales a la cuenta individual, las cuales además tienen incentivos en materia del Impuesto sobre la Renta.

Como generación, debemos tomar conciencia y hacernos responsables de nuestras finanzas personales, ya que no podremos vivir a expensas del posible cobro de una pensión, hay que pensar qué sucederá el día que no se cuente con un ingreso y buscar instrumentos que permitan ahorrar.

Afortunadamente parece que hay un cambio de actitud. Según los datos de la encuesta de la Consar, nuestra generación está más sensibilizada sobre el tema del retiro, pues sabemos qué es una Afore y sobre todo parece que podemos intuir que las tasas de reemplazo proyectadas (30% de su sueldo actual) no serán suficientes para mantenerse en la vejez, por lo que podemos a pensar en la reconsideración de nuestras prioridades. Ahorrar, invertir y aportar extra a nuestra Afore, son sólo algunas de nuestras opciones.

Nuestra generación observa cierta mejoría en materia de educación financiera si se le compara con las anteriores y ya no vemos a nuestros hijos como una opción de ayuda en la vejez, a diferencia de nuestros padres.

Las opciones para las empresas financieras según la Consar para explotar el nicho millennial es que deben de ofrecer a los millennials más y mejores herramientas para ahorrar (apps, calculadoras, domiciliación), dar información más práctica sobre los beneficios de ahorrar en una Afore, incentivar el ahorro voluntario en la Afore vía la domiciliación automática o vía recordatorios frecuentes.

En el caso de los trabajadores no afiliados, favorecer su inclusión financiera al SAR a través de herramientas sencillas que les permita registrarse fácilmente a una AFore y empezar a ahorrar.

ruy.rebolledo@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de