Sin planeación, se puede perder la noción de los gastos
Domiciliación, ocúpela de manera inteligente
Durante 2016 continuó el proceso de adopción de pagos electrónicos, impulsado por la evolución tecnológica
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Si está cansado de ir a formarse cada mes para realizar el pago de alguno de sus servicios como luz, gas, agua, predial, telefonía fija y móvil, etcétera y cuenta con una cuenta bancaria (de cheques, de nómina, tarjeta de débito o de tarjeta de crédito), tal vez una buena idea sería comenzar a domiciliar estos pagos para evitar cortes en su servicio, recargos, multas y aprovechar los descuentos que 
algunas empresas tienen por realizar el pago de esta manera.

Sin embargo, para los especialistas existen algunos puntos importantes que deben saber las personas para evitar perder el control sobre sus gastos antes de contratar este servicio con su institución financiera.

“La domiciliación es una herramienta que nos permite a nosotros como consumidores tener la oportunidad de usar una tarjeta de crédito o débito para que de manera automática se nos cobren ciertos gastos como podría ser la luz, el teléfono u otros servicios para que no tengamos que estar siempre recordándonos de pagar en tal día de mes, de manera fácil se quitará el monto de la cuenta”, indicó Bernardo Prum, director general de ComparaGuru.com.

Asimismo, indicó que para contratar este servicio puede acudir a la sucursal de su banco o de manera online para llenar un formulario de autorización para que, a su vez, el banco avise a la institución que remitirá el cobro, por ejemplo: a la compañía telefónica, de cable o de luz. Sólo se autoriza este servicio a titulares de la cuenta.

“Las personas también se tienen que informar si el servicio que quiere domiciliar lo ofrece su banco, típicamente la mayoría de las entidades financieras no realizan cobro alguno por la domiciliación de los recibos de CFE, Telmex, televisión de pagara y otros servicios comunes (...) Algunas prestadoras de servicios incluso otorgan un descuento al pagar de esta manera”, confirmó.

Según información del Banco de México, durante el 2016 continuó la adopción de los pagos electrónicos (transferencias, pagos con tarjeta y domiciliaciones) respecto de los cheques y retiros de efectivo en cajero.

Lo anterior se debió principalmente a que un mayor número de usuarios ha optado por medios de pago más eficientes. Las domiciliaciones tuvieron un crecimiento anual de 10 por ciento en el 2016. Para el inicio de este año ya existían 25 millones 390,764 usuarios con este servicio.

“Durante el 2016 continuó el proceso de adopción de pagos electrónicos en el país, impulsado por la evolución tecnológica, la reducción de precios y la eliminación de barreras de entrada. El Banco de México ha mejorado la regulación para permitir la entrada de nuevos participantes a las redes de pagos y ha mejorado los servicios que ofrece directamente a las entidades financieras para que éstas las ofrezcan a los clientes finales”, refiere la institución.

Responsabilidad, la clave

Por otro lado, el director general de ComparaGuru.com explicó que como en cualquier otro producto financiero el titular se tiene que hacer responsable para no perder los beneficios o ameritar alguna sanción.

“El hecho de que yo haya domiciliado el pago de mis servicios, no quiere decir que yo me puedo olvidar para siempre de eso, 
sino todo lo contrario, debo saber el límite de crédito o el saldo de mi tarjeta de débito para que de este modo cuando me hagan el cobro exista la cantidad suficiente para cubrirlo”, explicó.

Recuerde que en algunos casos se debe autorizar un monto máximo para cobros y si en un mes su deuda rebasó su límite, deberá pagarla presencialmente.

Evite fraudes

Por su parte, la plataforma digital especializada en tarjetas de crédito, kardmatch, recordó que la única forma de domiciliar sus pagos es a través del banco y jamás con un intermediario.

“Hay gente que confirma haber recibido la oferta, ya sea en persona o por teléfono, de un empleado que les asegura que puede facilitarles la activación de este tipo de servicio”, abundó.

Recuerde que al compartir tanto sus datos bancarios como personales con desconocidos puede ser víctima de robo de identidad, clonación de tarjeta o phishing (correo electrónico que se le envía para pedirle sus datos o advirtiéndole de un supuesto bloqueo de su cuenta).

“Si extravió su tarjeta de crédito o sufrió un asalto y se la quitaron, tras reportar el robo del plástico, su institución bancaria se lo repondrá. Es necesario que active la domiciliación a su nuevo producto, ya que el anterior quedará cancelado. Recuerde que es el banco quien sabe que tiene una nueva tarjeta y no la institución que le presta los servicios”, abundó.


0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de