ACREDITADO PUEDE ENFRENTAR EMBARGO Y UN MAL HISTORIAL CREDITICIO
Si ya no puede pagar su crédito Infonavit, no lo abandone
Dejar una vivienda del Instituto tiene consecuencias que podrían llegar tarde o temprano.
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Contar con una casa propia es una de las mayores aspiraciones financieras de los mexicanos, según diversos estudios. Por ello resulta impensable que, al contar con un hogar, varias personas decidan dejar de pagarlo y abandonarlo.

Sin embargo, ésta es una situación que ocurre con cierta frecuencia para los acreditados hipotecarios del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit). Según datos del Instituto, su cartera vencida —a junio de este año— excedía los 100 millones de pesos, lo que representó 8.16% del total de préstamos de la entidad.

Según los especialistas, las personas suelen abandonar las viviendas por dificultades con el pago de las mensualidades por desempleo, o por desmotivación relacionada con que, a pesar de pagar en tiempo y forma, sus mensualidades no disminuyen debido a que están en veces salarios mínimos (VSM).

A decir de Alejandro Kuri, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, esto también se debe a que las personas compran viviendas más caras de lo que pueden pagar, ya sea por decisión propia o por una gestión errónea del asesor inmobiliario.

No olvide su hipoteca, mejor negocie con el Infonavit

Si una persona entra en mora legal con su crédito Infonavit (lo cual ocurre cuando se deja de pagar por 91 días o más posteriores a la última fecha de pago), existe la posibilidad de que, tarde o temprano, reciba una demanda mercantil del instituto para recuperar ese inmueble.

Para esto pueden pasar años, refirió Ángel González Badillo, director general de la asociación civil Defensa del Deudor.

“Tenemos casos donde hemos visto que han pasado más de 15 años sin que el Infonavit haya iniciado un juicio (derivado en gran parte a la alta carga de trabajo que tiene el instituto), entonces si se deja de pagar el crédito no es para que se queden tranquilos ni mucho menos; es una cuestión seria”, explicó.

Si usted se encuentra desalentado en el pago de su préstamo por esta u otras razones, la recomendación es clara: en vez de dejar de pagar, intente negociar con el Infonavit. Para esto, hay dos caminos: solicitar una prórroga, o hacer la dación en pago del inmueble, que en términos prácticos consiste en regresar la casa.

En una prórroga parcial, comúnmente otorgada por desempleo, el Infonavit absorbe 50% de los intereses que se generen en este periodo, pero aun así debe pagar una cantidad de 800 a 1,000 pesos mensuales para que el Instituto acceda a ello, y aun así los intereses se van a acumular. Esto quiere decir que el crédito será más caro porque no se pagó en tiempo y forma, explicó Ángel González Badillo.

En cuanto a la dación en pago, este esquema aplica a todos los créditos Infonavit con excepción de los que hayan sido otorgados en cofinanciamiento con otro banco, e implica que el Infonavit ocupe el inmueble que el acreditado debe dejar desocupado.

Cabe mencionar que el usuario no podrá recuperar los pagos realizados al crédito, las aportaciones patronales que se hayan realizado al pago del crédito, ni el costo de remodelaciones, o pago de servicios y mantenimiento.

“No se regresa nada (al acreditado), salvo que el inmueble, por cuestiones de valor, haya incrementado su precio comercial en el mercado. Si la habitó dos años y la casa triplicó su valor por una situación milagrosa, sale una diferencia”, explicó Ángel González Badillo.

Sin embargo, esta situación es extraordinaria. “Yo diría que 99.9% de las veces no recuperan absolutamente nada. Infonavit recupera el inmueble y la gente se queda sin adeudo, al menos, pero no recupera dinero, incluso si se mejoró el inmueble en sus acabados o estructura”.

Hacer la dación en pago de un inmueble es un proceso que puede tomar mucho tiempo. Aunque a decir del Infonavit el periodo de espera es de dos meses y medio, hay varios usuarios que reportan periodos de varios años de espera, por lo que se requiere de mucha paciencia y disciplina para estar al tanto con la evolución de su solicitud.

Otra de las razones que lleva a la gente a abandonar su crédito Infonavit es que éste se halle en veces salarios mínimos, lo cual implica que conforme el salario mínimo subía, también lo hacía el costo del crédito.

Sin embargo, a partir del 2015 se puede realizar la reestructuración del crédito en VSM a pesos, para que tenga una mayor certeza sobre sus pagos. Para ello, hay que acudir con el Infonavit a solicitar el cambio, pero se debe ir al corriente con los pagos, por lo que si quiere dejar su crédito Infonavit y ya tiene adeudos, ésta no es una opción.

Hay una opción adicional para dejar el crédito Infonavit, que consiste en vender el inmueble y con ese dinero pagarle al Instituto, lo que bajo ciertas condiciones puede incluso conllevar un menor pago, ya que se le aplica un descuento.


juan.tolentino@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de