Política fiscal permitió a México enfrentar crisis

En el marco de la reunión del Grupo de los 20 (G-20), el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, destacó que la conducción responsable de la política fiscal ha permitido a México enfrentar la crisis económica desde una posición menos comprometida en relación con otros países.

Durante la reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales realizada en Busan, Corea, el funcionario federal dijo que esta política fiscal permitió también al país adentrarse relativamente rápido en el camino de la recuperación económica y el empleo.

En el Informe Semanal de su Vocería, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) refiere que Cordero Arroyo participó en las discusiones sobre la estrategia de salida de la situación actual.

En la reunión del G-20, integrado por los países industrializados y emergentes más importantes del mundo, incluido México, el funcionario compartió con sus pares y gobernadores centrales la experiencia mexicana al respecto.

Asimismo, habló sobre la favorable evolución de las perspectivas de crecimiento para México que tienen los especialistas en el corto plazo, expuso la dependencia en la nota informativa 'Importante la cooperación internacional para asegurar la recuperación global.

La reunión en Corea tuvo como propósito fundamental acordar un plan para asegurar la recuperación global y responder a los retos y riesgos económicos que establece la coyuntura.


Economía global se recupera

En general, los miembros asistentes del G-20 acordaron que la economía global continúa, efectivamente, recuperándose más rápido de lo previsto, aunque a un ritmo desigual entre regiones y países.

Consideraron que los recientes acontecimientos en Europa confirman la importancia de tener finanzas públicas saludables y la necesidad de que las políticas económicas sean creíbles y estén orientadas a generar un crecimiento sostenible.

La Secretaría de Hacienda refiere que las medidas acordadas en la reunión del G-20 se concentran en asegurar la recuperación de la economía mundial, por medio de acciones que promuevan la cooperación internacional y respondan a los nuevos retos y riesgos económicos.

Asimismo, que fortalezcan la confianza; reparen el sistema financiero; fortalezcan la regulación financiera y transparencia del sistema; mejoren las redes de seguridad financiera mundial; y aceleren el saneamiento de las cuentas públicas en países con problemas fiscales, entre otras.

apr