Analizan esquema de presupuesto 38 países
Cambio climático, desafío en gasto
3% del PIB es el monto máximo que tendrá que invertir América Latina para hacer frente a los efectos de los desastres.
Leonor Flores / El Economista
Jun 6, 2011 |
22:48

La vulnerabilidad del gasto público desde el punto de vista del cambio climático, la evaluación por resultados y la consolidación fiscal son los principales retos que habrán de enfrentar los países de América Latina, según expusieron expertos en el marco de la edición XXXVIII del seminario organizado por la Asociación Internacional de Presupuesto Público.

Pese a los avances que se observan, sobre todo en México y Brasil, aún persisten desafíos para las buenas prácticas y planificación en la región a través de la instrumentación de sistemas nacionales y presupuestos plurianuales.

Lucy Winchester y Rosario Bello, de la Cepal, advirtieron que los costos económicos en relación con el cambio climático en América Latina se estiman entre 1 y 3% del PIB para los próximos años.

Al hablar sobre las estrategias de desarrollo y cambio climático en la región, indicaron que el gran pendiente en esta materia es la presión autónoma existente sobre el gasto y la cohesión social.

Marianela Armijo, del Área de Política Presupuestal y Gestión en la Cepal, reconoció que los países que han dado pasos para evaluar sus presupuestos deben tomar en cuenta desafíos de la nueva arquitectura de Estado.

Las mejores prácticas se están dando en Canadá, Reino Unido y Corea, en donde las prioridades de política están vinculadas con el área de gasto y se fortalece la eficiencia operacional.

MALA EDUCACIÓN

México participó presentando el caso de la calidad de los sistemas educativos y sus efectos sobre la desigualdad social.

El presidente de la Asociación Mexicana de Gasto Público, Eduardo Gómez, aseguró que el gasto educativo se ha visto impactado por las demandas salariales y prestaciones del magisterio, al grado de desatender las inversiones destinadas a la construcción, mantenimiento y equipamiento de los planteles escolares.

Los retos para la calidad educativa tendrán que enfocarse en la reconducción del recurso humano para adecuarlo a la demanda efectiva por niveles educativos.

Para ello, se necesita incorporar nuevas tecnologías aplicadas para mejorar la calidad educativa y establecer un nuevo modelo de la administración de la escuela con mayor responsabilidad para maestros y padres de familia.

También hay que evaluar de manera efectiva y con enfoque de resultados la labor magisterial y modificar el esquema de asignación de recursos considerando la dispersión poblacional y las economías de escala.

lflores@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de