Plantilla laboral de gobierno se engrosa en 15 entidades
Sonora, Jalisco, Edomex y Aguascalientes registraron el mayor incremento en el primer trimestre del 2014, según el INEGI.
Erick Ramírez / El Economista
Jun 4, 2014 |
22:18
Los rubros de educación, salud y seguridad son los que más contrataciones hicieron en el periodo analizado. Foto: Cuartoscuro
relacionadas
compartir

El número de personas que trabaja en el gobierno aumentó en 15 de las 32 entidades federativas en el primer trimestre del 2014 con respecto a igual periodo del año anterior, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que elabora la ENOE, considera como trabajadores de gobierno a todas aquellas personas que laboran en oficinas y dependencias de los gobiernos federal, estatal y municipal y en los poderes Legislativo y Judicial federal y locales; es decir, secretarios, maestros, policías, jueces y diputados, entre otros. Todos estos bajo diversos esquemas contractuales: de confianza, base o sindicalizado, eventual, honorarios y otros.

El promedio de crecimiento en este grupo de 15 estados fue de 8.5%, aunque se observaron incrementos de hasta 20 por ciento.

En el caso de Sonora, Jalisco, Aguascalientes, Estado de México, Oaxaca y Yucatán el total de los trabajadores del Estado avanzó entre 19.9 y 10.1 por ciento.

En Tabasco, Colima, Durango, Coahuila, Morelos, Hidalgo, Nayarit, Chihuahua y Campeche el crecimiento observado fue de entre 8.5 y 0.8 por ciento.

De acuerdo con los datos más actualizados a nivel desagregado del INEGI, dentro del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales, al cierre del 2012, 77% de los trabajadores de gobierno a nivel nacional estaba bajo contratos de base o sindicalizados, seguidos de los de confianza, con 17 por ciento.

GASTO CRECIENTE

Óscar de los Reyes Heredia, director del Departamento de Derecho, Relaciones Internacionales y Ciencia Política del Tecnológico de Monterrey, explica que los aumentos se pueden deber a una necesidad genuina de ampliar y mejorar los servicios públicos y administrativos o a una falta de planeación y racionalización del gasto.

Aunque los datos del INEGI no detallan si el crecimiento se ha dado en mayor medida en los órdenes municipal, estatal o federal, Flavia Rodríguez, especialista de aregional, alerta sobre la presión del gasto para los presupuestos locales ante la contratación de más personas en el sector gubernamental, sin que se presenten nuevas vías de ingresos en los estados.

Principalmente -dice- los servicios de educación, salud y seguridad están incorporando el mayor número de trabajadores a sus filas dentro del gobierno.

En términos absolutos, el Estado de México fue donde más personas comenzaron a trabajar para el gobierno en el último año: 43,434; ésto equivale a poco más de toda la población desempleada en la actualidad en Durango (39,516 personas).

Al respecto, la especialista comentó que se ha suscitado un gran crecimiento en la nómina de maestros, así como el sistema de salud, debido a la gran población del estado y la migración que día con día recibe.

Ante estos importantes aumentos —ataja De los Reyes Heredia— las administraciones deben justificarlos con políticas públicas estructuradas y resultados, pasando por el filtro de la transparencia en sus acciones.

INSEGURIDAD, FACTOR DETERMINANTE

En contraparte, Tamaulipas registró, en el periodo señalado, 20.3% menos trabajadores de gobierno, seguido de Michoacán (16.7%) y Baja California (16.4 por ciento).

Sobre los dos primeros, ambos expertos coinciden en comentar que la inseguridad podría ser la causa de esos resultados, por los despidos dentro de las administraciones estatales y cuerpos policiacos, debido a los controles de confianza en medio de las estrategias de combate al crimen organizado.

Además, añade De los Reyes Heredia, cada vez resulta menos atractivo trabajar para el gobierno en un ambiente generalizado de violencia y amenazas.

TRABAJO ASALARIADO

En los 31 estados y el Distrito Federal, los trabajadores de gobierno representan, en promedio, 8% de todo el personal ocupado asalariado, es decir, del total de empleados subordinados y remunerados.

El restante 92% de las personas ocupadas asalariadas se reparte entre asalariados en el sector privado, trabajadores por cuenta propia y empleadores.

A nivel estatal, la proporción más elevada en este indicador se ubica en Campeche, donde 13 de cada 100 habitantes trabaja para el gobierno, seguido de Nayarit, con 12.1, y Zacatecas, con 12.3 por ciento.

Al contrario, Puebla, Nuevo León y Baja California tienen la menor proporción, todos con cuatro por cada 100 asalariados.

Infografia

erick.ramirez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de