La expansión será entre 2 y 2.8%; se trata del segundo recorte
Hacienda reduce expectativa de crecimiento para este año
En promedio, el ajuste que la secretaría realizó fue de 30 puntos base, equivalente a 41,280 millones de pesos a precios constantes.
Elizabeth Albarrán y Edgar Juárez
Ago 20, 2015 |
22:59
Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, y Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica. Foto: Cuartoscuro
relacionadas
compartir

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujo su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto para este año a un rango de 2 a 2.8% desde 2.2 a 3.2 por ciento. Dicha estimación es más optimista que la del Banco de México (Banxico), que prevé un avance de la economía entre 1.7 y 2.5 por ciento.

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda, comentó que factores externos como la desaceleración de la producción industrial en Estados Unidos influyó para su estimación a la baja.

“México tiene una relación directa a través del comercio con la producción industrial estadounidense, la cual registró una baja de 2% en el segundo trimestre, su mayor caída desde el segundo trimestre del 2009”, dijo en conferencia de prensa.

Aportela indicó que será hasta el 8 de septiembre, una vez entregado el paquete económico, cuando se vea si se realizará otro recorte al gasto y si cederán a los incentivos fiscales que solicita el sector privado.

COMPLICADO, ALCANZAR 2.8%

El panorama para los analistas económicos es más pesimista. Aseguran que para lograr la meta de 2.8%, el máximo que prevé Hacienda, el país deberá presentar tasas de expansión superiores a 3% en los últimos dos trimestres del año.

“Alcanzar una expansión de 2.8% es muy poco probable, ya que sólo hemos visto un crecimiento promedio de 2.4 por ciento. La economía mexicana deberá crecer en los próximo dos trimestres entre 3.2 y 3.3% en la segunda mitad del año y eso parece complicado”, indicó Isaac Velasco, analista económico senior del Grupo Financiero Ve por Más.

Los analistas descartaron que la producción industrial de Estados Unidos mejore, dado que hay una menor demanda global, especialmente por China y sus principales socios comerciales. Por ello prevén que exista una moderada compra de bienes en el país vecino, lo cual también impactará la producción industrial.

“Tenemos un dólar muy fuerte que no favorece las exportaciones estadounidenses y todavía vemos un crecimiento moderado en la venta de autos; entonces, la baja demanda mundial, que afecta la industria estadounidense, impactará a la mexicana. El crecimiento de 2.8% es muy optimista, tendría que crecer alrededor de 3.5% en el segundo semestre”, expuso Daniela Ruiz, analista de Monex.

Bancos con menos optimismo

Ve por Más consideró que con los datos dados a conocer por el Inegi y la revisión que hizo Hacienda, se puede apreciar que el desempeño de la economía mexicana se mantiene moderado, por lo que la implicación para su pronóstico es neutral. Recientemente este grupo financiero ajustó su estimado de crecimiento para el 2015 a 2.2 desde 2.8%, derivado del deterioro presentado en diferentes variables económicas.

Por su parte, Banco Base, con tales resultados, mantuvo su pronóstico de crecimiento para todo el 2015 en 1.8% (expectativa que planteó desde diciembre del 2014), y para el 2016, de 2.3%, ya que el próximo año, dijo su analista económica, Gabriela Siller, se espera menos incertidumbre, una vez pasada la normalización de la política monetaria por parte de la Fed.

valores@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de